Banner Horizontal
EMPRESAS

Cómo elaborar un buen plan de negocio: Sigue estos pasos

Seguramente hayamos podido comprobar que todos los planes de empresa suelen tener la misma secuenciación y clase de apartados. Sin embargo, hay un momento clave en el que podemos dejar de despertar la atención del inversor y quedarnos a un lado, o, por el contrario, despertar su interés por alguna razón en concreto y ganarnos su confianza en un momento.

De modo que, vamos a ver cómo podemos lograr esto último. Empecemos por saber qué es un plan de empresa. Un plan de empresa es, ni más ni menos, que una metodología planificada que integra actividades necesarias para llevar a cabo una idea de negocio. También puede conocerse popularmente como la manera en la que captamos al inversor y lo convencemos de lo fantástica que es nuestra idea inicial.

Se trata de una herramienta que utilizamos para poner en marcha nuestro negocio mediante la captación del interés de una persona que posee los medios para poder ejecutar todas nuestras ideas. Sin embargo, si por algo tiene más importancia el plan de negocio, es porque será el encargado de evaluar si nuestra empresa es viable o no.

A día de hoy, aún existe mucha gente algo desinformada que confunde los siguientes términos: plan de empresa, plan de negocios y plan de marketing. Realmente, éstos dos primeros significan lo mismo en cierto modo, mientras que el tercer concepto difiere en significado con respecto a los otro dos.

Sin embargo, hay ciertos matices que nos permiten diferenciar una cosa de la otra. Un plan de negocios suele referirse a un negocio que acaba de comenzar y debe incluir cierta información de la empresa en cuestión, así como conocer los requisitos necesarios para poner en marcha el nuevo negocio.

Por otro lado, vemos el plan de empresa. Este se elabora una vez que la empresa ya ha sido puesta en marcha y está funcionando en el momento en el que el plan de empresa se lleva a cabo. Esta es la pequeña diferencia entre estos términos tan parecidos en significado.

Una vez que hemos hecho esta pequeña distinción, vamos a movernos a un terreno algo menos sencillo, pero no por ello inentendible. Veamos cómo podemos captar el interés de un inversor y cómo hacer que nuestra empresa comience a llamar la atención y a triunfar de una manera sugerente.

Aspectos a tener en cuenta para conseguir captar la atención

Para convencer al inversor de que nuestro plan merece la pena, hemos de diseñar un plan atractivo. Atractivo en todos los sentidos. El diseño exterior, así como el interior, ha de llamar la atención a todo aquel que lo lea. No debe dejar a nadie indiferente, este es el objetivo definitivo de nuestro Project management.

La organización, a su vez, será clave en este proyecto a realizar. Una buena estructura que cuente con un índice y señale dónde está cada cosa ayudará mucho a aclarar las ideas y a presentar de forma limpia y ordenada todo lo que queremos llevar a cabo.

Así pues, hemos de incluir un resumen ejecutivo, el cual tendrá su apartado único. Todo esto ha de ser sugerente y tentador, incitando al inversor a confiar en nuestras nuevas ideas de negocio.

Por supuesto, deberemos cuidar en todo momento el estilo de redacción, evitando incoherencias y cuidando en todo momento la cohesión. Ser breve y conciso será lo que nos permita dejar claras nuestras ideas en el menor tiempo posible y de una forma considerablemente sencilla y entendible.

Tan sólo debemos incluir información relevante, dejando atrás el lenguaje informal o cualquier tipo de jerga. Este aspecto es algo clave que todo inversor va a tener en cuenta incluso de forma inconsciente, por lo que hemos de cuidarlo en todo momento.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones