ACTUALIDAD DEPORTES FUTBOL

El Lega gana al Levante (1-0) y corta el primer cupón de la salvación

  • Óscar abrió el marcador dando a los pepineros un gol que resultó definitivo

Crónica de @juanma_alamo

El Lega sacó el primer cupón de los cinco que necesita en lo que queda de campeonato para mantenerse en Primera. La victoria ante el tiene un valor incuestionable. Diez puntos con el descenso son muchos, pero es mucho más importante plantarse en 33 con 36 puntos todavía que disputar. La cuerda es menos floja y ya parece que vuelve a ser maroma.

La noche estaba rara, se lo prometo. Después de una falsa primavera volvió el invierno. Butarque tiró de bufandas, guantes y el cuello metido en el abrigo. Comparecía en el feudo un rival directo, el Levante. Había protesta por lo del fútbol los lunes, que dicho sea de paso respetó la grada de animación y unos centenares de blanquiazules desperdigados por todo el campo. Y a rodar el balón.

Pellegrino había dispuesto un partido a máxima velocidad desde el inicio. El primer aviso fue a los cinco minutos con un disparo al larguero de Óscar. La más fácil en ese tramo la marró Braithwaite. Una jugada de consola en el medio terminó escorada a la izquierda, donde el Levanfe atisbaba un agujero, el centro de Kravets lo remató con el desvío justo el danés. En 10 minutos el Lega daba síntomas muy buenos.

Y llegó el gol

Tan buenos como que a los 13 minutos ya había colocado el uno en su casillero.  La jugada es de hacérselo mirar el Levante desde el origen hasta el final de la misma. Una falta a favor que termina en un gol en contra. Un Lega que sale disparado con un equipo valenciano desubicado. Un portero que se pierde en el camino y un tío avispado, Óscar, que le pone al sitio imposible. Antes del 15, Pellegrino había desbaratado el orden de Paco López.

El Levante tenía un problema doble al que iba a buscarle solución. Tenía un exceso de futbolistas en una zona en la que no se dirimía gran cosa y tenía que intentar sacar provecho a las oleadas. No era la mejor opción pero, de momento parecía la única. Fruto de ella llegó el paradón de Cuéllar a Jason en el ecuador del primer tiempo. Era la primera. Y había sido muy buena.  La segunda fue una falta directa botada por Bardhi que se topó otra vez con Cuéllar.

Más prisas y menos fútbol

Y el partido tomó esa dirección que toman los partidos entre equipos que pelean la permanencia cuando se pone  1-0 a favor de uno de ellos. Frío y un poquito insoportable, como la noche. Pero a ver cómo le explico yo eso a los que estaban viendo ganar a su equipo. Y a los que de vez en cuando despertaban a golpe de detalles de Carrillo o de Braithwaite. O de Siovas mandando en mitad de la zaga o de Bardhi tirando al palo derecho de Cuéllar. Y entre esas cosas y algún detalle más tocó el refrigerio.

Lo del descanso le debió sentar mejor a los de fuera porque la salida de la segunda parte fue en oleada. En menos de cinco minutos habían dejado olor a pólvora en el área  de Cuéllar. El Lega estaba empezando a tener problemas en su retaguardia porque lo del ‘traje horroroso’ habían hecho el campo mucho más pequeño. La duda, en estos casos, es saber si el palizón tendría premio.

Despertar

El Levante era dueño y señor del ir y venir en el que se había convertido esto. El Lega empezaba a pitar plano hasta que de pronto las pulsaciones resucitaron en un par de acciones de los mediocampistas. Aitor Fernández enseñó las manos. El partido se acercaba al minuto 60. Los de Pel6legrino parecían despertar pero sus bostezos los arreglaba Cuéllar.

Alcanzaba el compromiso el momento de los cambios. Pese al margen de tiempo, escaso pero existente, Paco López quería más madera. El área pepinera parecía el camarote de los hermanos Marx y Pellegrino lo vio rápido. Tarín refrescó a Diego Reyes. Y Gil Manzano evitó que Cuéllar visite el Metropolitano el sábado que viene.

Ya era cuestión de ver cómo terminaba la cosa. Si al Lega le iba a  valer el gol de Óscar o si el Levante iba a conseguir premio alguno a su batallar incansable. Hubo de todo. El tensión vestida de amarillo, tarjetas, discusiones... Rubén Vezo descubrió que con Siovas no se juega y el corazón no daba para más. Hasta Roger remató una mala de cabeza. Una prolongación de cinco minutos… Y al final, por fin, llegó el final. Respiren hondo, huele a salvación.

LALIGA (Jornada 26ª)

CD LEGANÉS, ; LEVANTE UD,

CD LEGANÉS: 1. Cuéllar; 12. Nyom, 4. D. Reyes (15. Rodri Tarin, 69’) 24. Omerou, 22. Siovas (2. Juanfran, 83’) 14. Kravets; 27. Óscar Rodríguez, 8. Recio, 21. Rubén Pérez; 25. Braithwaite y 9. Carrillo (18. Sabino Merino, 67’).

LEVANTE UD: 25. Aitor Fdez.; 18. Cabaco (12. Coke, 65’), 14. Rubén Vezo, 4. Rober Pier; 7. Moses (9. Roger, 75’), 23. Jason, 10. Bardhi, 24. Campaña, 22. Luna; 2. B. Mayoral y 11. Morales.

ARBITRO: Gil Manzano (Colegio extremeño). Amonestó a los locales 8. Recio (43’), 4. D. Reyes (65’), 1. Cuéllar (69’) ,15. Tarin (87’), Oscar (95’) y a los visitantes 18. Cabaco (29’), 23. Jasón (85’), 12. Coke (85’).

INCIDENCIAS: Estadio de Butarque. 9.758 aficionados. Protesta, unánime, en la grada de animación contra el fútbol los lunes.

GOLES:  1-0 (13’) Oscar Rodríguez remata un balón enloquecido tras una contra del Lega en la que el portero del Levante había salido del área.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones