ACTUALIDAD DEPORTES FUTBOL LEGA

Empate (1-1) con empacho táctico entre Leganés y Atleti

  • Pellegrino realizó un gran planteamiento táctico que el Cholo no encontró la manera de romper hasta el gol de Griezmann

  • El francés consiguió, tras un gran lanzamiento de falta, el gol que adelantó a los rojiblancos

  • Los pepineros igualaron a ocho del final con un remate de Tarín que convirtió Carrillo

CRONICA de @juanma_alamo Fotos @jesustroyano110

Leganés y Atleti empataron un partido que resultó un empacho táctico y que se resolvió merced a la genialidad de Griezmann y a un gol del joven Rodri Tarín.

La puesta en escena de los de Pellegrino fue muy destacable. Metió al Atleti en el lío, al menos lo intentó, de contrapesar la apuesta ofensiva de los del Cholo. Los dos carrileros estaban llamados a ser eso para equilibrar a Filipe, Arias, Correa y Lemar. La apuesta era a doble o nada. Exigía mucho pero los rojiblancos tenían una losa táctica que levantar, el día antes lo anunció el Cholo.

Esa forma de arrancar contó además con otro elemento a considerar: el balón era rojiblanco, un equipo  que ha demostrado en innumerables ocasiones que cuando tiene mucho el balón le pesa como una losa. Con esas premisas era cuestión de ver cómo iban sucediéndose los minutos y observar qué cariz tomaba la cosa. El Atleti estaba a merced táctica del Leganés, como suena. Pero nada más.

El primer remate

Tanto era así que la primera ocasión de peligro real del compromiso la firmó cabeza de En Nesyri, tras un centro desde el lado derecho, que se fue por poco arriba. El Lega acababa de enseñar los dientes ante un Atleti que seguía sin encontrar el modo de desmontar el repaso táctico. A ello se sumaba ya la insistencia ofensiva pepinera. La partida, que no el partido, la había empezado a ganar los de rayas blanquiazules.

C.D. Leganés 1-1 Atlético de Madrid 03/11/2018

El reloj iba descolgando minutos y los minutos calcaban una sucesión de idénticas repeticiones que acción tras acción habían convertido en la cita en el día de la marmota. Pero pasó algo.  El Cholo debió buscar en la libreta de los recursos y empezó a pegar a gente a las bandas. Al menos conseguía fijar a algún  carrilero de Leganés y buscar el peligro en diagonales interiores. No era mucho, pero era algo más.

Ligero cambio atlético

A eso le sumaron un poco de presión y el Lega pareció hacerse más vulnerable en el final del primer tiempo. Había perdido espacio se intensidad. Parecía pedir refrigerio. Y eso que el Atleti no había escenificado mucho más que une tenue declaración de intenciones.

Al parecer, insisto al parecer, la segunda mitad arrancó con el mismo patrón. Había vuelto al césped de Butarque el día de la marmota. Todo igual. Lo de no intentar ganar descaradamente un partido tiene el problema que a los no avezados en táctica (mi caso) puede aburrirles soberanamente (no fue mi caso).

La disciplina táctica suele ser eso que los minutos va aligerando y empieza a aparecer la inspiración, los detalles técnicos y esas cosas que cambian el sino de los partidos . No cabía confiarse a otra cosa que no fuese eso, salvo que alguien desde el banquillo se sacase un conejo de alguna chistera.

Cansancios y demás

Y el Atleti despertó… o el Lega entró en modorra. La grada se puso protestona y comenzó el, más necesario que nunca, cambió de piezas. El primero en aparecer fue el atlético Vitolo. El segundo, el local Dani Ojeda. Preparándose los cambios en el Atlético se revolcó el partido.

Griezmann colocó una falta desde fuera del área. A los que somos más mayores nos recordó al estilo de Chus Landáburu. El gol fue tan bello como descolocante para el Lega. Tuvo que reaccionar muy rápido Pellegrino dando entrada a Carrillo. A la par que el Cholo daba tiempo a Thomas. El Atlético ganaba un partido merced a la única manera posible: la genialidad.

Pero en  Butarque, y al Atlético, puede pasar cualquier cosa. Y lo que podía pasar es que el Lega empatase de la forma más inesperada. Una falta centrada al fondo del área. Allí, Rodri Tarín coloca la bota  derecha y pica un balón que envenenado remata Carrillo bajo palos y  bate a Oblak. Es lo que había.

LALIGA (Jornada 11ª)
CD LEGANÉS, 1; AT. MADRID, 1
CD LEGANÉS: 1. Cuéllar; 2. Juanfran (9. Carrillo, 74’) 28. R. Tarín, 24. Omerou, 22. Siovas, 5. Silva; 8. Recio, 21. Rubén Pérez; 10. El Zhar (7. Ojeda, 67’) 26. En Nesyri (20. Santos, 76’) y 27. Óscar.
AT. MADRID: 13. Oblak; 4. Arias, 15. Savic, 21. Lucas, 3. Filipe Luis; 10. Correa (23. Vitolo, 64’) 8. Saúl, 14. Rodrigo, 11. Lemar (5. Thomas, 73’) 18. Gelson (9. Kalinić, 87’) y 7. Griezmann.
ARBITRO: Melero López (Colegio Andaluz). Amonestó a los locales En Nesyri (13’), Silva (53’), Cuéllar (85’), Santos (93’) y a  los visitantes Lucas (29’) y Kalinić (89’).
GOLES: 0-1 (69’) Griezmann, de falta desde fuera del área por el lado izquierdo de Cuéllar. 1-1 (82’) Rodri Tarin remata una falta en el área pequeña que finalmente convierte en gol Carrillo.
INCIDENCIAS: Estadio Municipal de Butarque. El socio número 2 del club, Jose Antoni Gallego ‘Gego’; vinculado al club desde hace 58 años. 12.139 espectadores, lleno.

 

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones