Banner Horizontal
ACTUALIDAD OPINIÓN

La firma 56: ¿Y ahora qué? ¿Negociamos?

Banner Horizontal

José Javier De Diego Carmona ha sido concejal del Ayuntamiento de Leganés durante dos mandatos (2011-2015 y 2015-2109). Los cuatro años de gobierno fue concejal de Empleo, Comercio e Industria (2011-2012) y concejal de Hacienda y Patrimonio además de portavoz adjunto del Partido Popular (2013-2015). Actualmente es Asesor Financiero, Director de Proyectos y profesor externo de Cecabank.

Mientras leen este artícul estamos al final de una “breve campaña electoral” aunque lo de breve es solo una ironía, dado que llevamos en campaña continua desde mayo. Desconocemos los resultados, pero por lo que nos indican las encuestas parece que los españoles nos vemos obligados a protagonizar aquella famosa película de 1993 “El día de la marmota”, película donde el protagonista Bill Murray, está atrapado en el tiempo repitiendo cada mañana el día anterior.

Pues un poco parece eso, nos dirigimos de nuevo hacia un resultado sin claros vencedores y donde la única solución será la negociación y el acuerdo, y aquí es hacia donde quiero dirigir esta reflexión y basándola principalmente en lo que mejor conozco, la negociación empresarial. Dirán que la negociación en el mundo de la empresa no es igual que en la política y tienen toda la razón, pero a la vista de los resultados, quizás y solo quizás sea una buena oportunidad para cambiar la perspectiva.

Los peores a la hora de negociar son los estúpidos que se perjudicaban a ellos y a los demás con sus decisiones, pero ojo a los malvados

Hace unos años escuche decir a un escritor, que llegó a ser ministro, aunque por poco tiempo, que todos los políticos piensan los mismo, aunque hagan lo contrario y es verdad que hay que limitar los sesgos propios de los políticos y tener una visión mucho más amplia.

El economista italiano Carlo Cipolla, desarrolló la “Teoría de la Estupidez”, dividiendo el comportamiento humano en cuatro grupos, los incautos, los inteligentes, los estúpidos y los malvados, y como su comportamiento les situaba en uno de los cuadrantes según sus decisiones beneficiaran o perjudicaran a sí mismos y a los demás. Los peores eran los estúpidos que se perjudicaban a sí mismos y a los demás con sus decisiones, pero hay que tener mucho ojo con los malvados que buscan su beneficio perjudicando a otros. A la hora de negociar siempre hay que designar a los inteligentes que buscan su beneficio y el de los demás, por lo que de partida será una negociación positiva para ambos.

Siguiendo con esta idea, la negociación nunca debe ser un juego de suma cero, es decir, que para que uno gane tiene que perder el otro. Esto ya demostró el matemático John Nash (más conocido por su película biográfica “Una mente maravillosa” protagonizada por Russell Crowe) que ganó el Premio Nobel de Economía por su Teoría de Juegos, nos explicaba que en una negociación siempre había puntos donde los dos negociadores mejoraban sus posiciones iniciales. Este debe ser el objetivo de la negociación, buscar los puntos de mejora y ahora mismo España necesita que, aunque no sean completamente coincidentes con las ideas propias, si pueden hacer mejorar la situación actual. Mejoras en empleo, productividad, educación, pensiones…

Estamos ante una situación excepcional y existe el deber y la obligación de buscar puntos de acuerdo mejora para poder afrontar los retos 

Hay un libro que destaca por encima de otros sobre negociación, “Obtenga el SÍ, el arte de negociar” de Rober Fisher, que fue profesor en Harvard y director del proyecto de negociación de dicha universidad. En su desarrollo, destaca que la negociación tiene que estar basada en los principios, utilizar criterios objetivos, diferenciar los problemas de las personas y buscar opciones de beneficio mutuo.

Como conclusión me gustaría destacar que estamos en una situación excepcional y que los partidos y sus negociadores tiene el deber y la obligación de buscar los puntos de acuerdo y mejora para podar afrontar los retos que nos depara el futuro como la recesión económica o el ataque al constitucionalismo.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones