Banner Horizontal
ACTUALIDAD DEPORTES FUTBOL LEGA

Leganés-Betis (0-0): Punto a punto lo de quedarse en Primera va a ser complicado

Banner Horizontal
  • Aguirre apostó en la segunda parte por la velocidad y técnica de Bryan Gil y Óscar Rodríguez

FOTOS: Beatriz Fernández de Agustín

De punto en punto la cosa va a ser complicada. Más que nada porque la media no da teniendo en cuenta que el Lega tiene 19 puntos y quedan 15 jornadas. Salvarse con 34 puntos es un milagro pero visto lo visto uno ya se cree cualquier cosa. El partido con el Betis dejó no muchas sensaciones que hagan pensar que el camino vaya a ser menos difícil de lo que parece. Recuerden aquello del compromiso. Todos los días no toca milagro, como el día de la Real.

No se habían cumplido cinco minutos cuando una jugada ofensiva del Betis enseñó lo que podía ser la cita mientras anduviese empatada a cero. Los verdiblancos muy abiertos para estirar al máximo la defensa de cinco del Lega e intentar aprovechar los centros verticales dándole toda la profundidad posible.

Los pepineros, los del lado de la angustia del descenso (la verdad no tiene más que un camino), más allá de cambios de caras en la formación inicial, ofrecieron una disposición muy similar a la clásica. Partiendo de la base de que la paciencia es la mejor consejera, no es menos cierto que el Lega no puede permitirse no dar la sensación de que se quiere comer, deportivamente hablando, a quien se le ponga delante. Quizás que por ello intentaban presionar todo lo posible a los béticos.

Paciencia bética

Hay momentos en los que uno tiene la sensación que sea donde sea y pase lo que pase ve siempre lo mismo. Las diferencias en partidos que parecen ‘el Día de la marmota’ suelen marcarlas cosas tan básicas como la presión, el orden, la tensión que pongas, lo que pises el área. Al Lega le costaba Dios y ayuda provocar a sus incondicionales. Frente a ello la ausencia de prisa de los béticos que podían permitirse el ir  y venir de un lado hacia otro.

El primer cuarto de partido no dejó el más mínimo síntoma más allá de que se habían “merendado” 23 minutos. Y en este del fútbol todo puede cambiar cuando aparece el VAR. Una jugada en la que depende de la cámara parecía que era mano de Alex Moreno o remataba Bustinza de cabeza. Mil dudas que en Butarque la tecnología parece que tampoco es capaz de solucionar. ¡Caspitas, qué mala suerte tiene el Lega! 

Entre lo que no le dan, lo que mal busca y lo que no acierta, fue configurando una primera parte en la que más allá de arrancadas de caballos árabes y paradas de burros manchegos, que dice el refrán, poco quedó para el recuerdo. Solo un disparo de Recio en una jugada que había arrancado Braithwaite, pero el ‘correcaminos’ danés siempre va una velocidad, al menos, más rapido que el resto de coyotes pepineros. Desde luego la pinta del primer tiempo fue, fue… permitanme que me calle.

Descanso y retorno

Mira por donde, quien buscó soluciones de nombres nuevos y soluciones tácticas fue el Betis. Rubi modificó el sistema con la lícita intención de ampliar la profundidad de los suyos. Algo que pudo dar resultado inesperado antes de los dos minutos del segundo tiempo al sacar de forma repentina una falta. El Lega aterrizaba con susto incluido en la segunda mitad. No podía permitirse no espabilar con cierta rapidez porque corría el riesgo de que los sevillanos hicieran un gol y pusieran el partido como la ‘cuesta del Cementerio’ (insalvable).

De todos eso cambios, algo no debió gustarle a Aguirre como quedaba la cosa porque a los pocos minutos sacó del campo a Eraso y a Rodrigues para dar entrada a Óscar y a Bryan Gil.  No sería capaz de negar que algo, y no sabría explicarlo el qué, había provocado la decisión del mexicano. Los dos jóvenes tenían la obligación de aportar más chispa en los últimos 30 minutos. Por si acaso, fue Braithwaite el que de nuevo probó suerte. Mal apoyo y disparo malo.

Los minutos de la prisa

Alguien debió darse cuenta en los blanquiazules de varias cosas. Primero, que los minutos se iban a empezar a caer a una velocidad peligrosa; segundo, que el equipo que le antecedía en la tabla jugaba en el Bernabéu para cerrar la jornada;  y tercero, que  la cuerda en la que anda el equipo es muy floja y si no sumas de tres en tres estás condicionado a los fallos de los demás y no a tus propios aciertos.

Canales puso a prueba a Soriano. Respondió el portero pepinero bien. Y respiró la grada tras la jugada. Faltaban 24. Bryan Gil volvió al caracoleo y la cosa acabó en falta, desaprovechada por los pepineros. Faltaban 22. Arrancó Recio camino de Joel y el disparo salió rebotado a corner. Faltaban 20. Todo acabó en un disparo alto de Óscar. Fataban 19. 

Joaquín, muy oscurecido durante todo el partido, abandonó el campo entre aplausos para que entrara Tello. Faltaban 17. El Lega daba una sensación rara a esas alturas. Eso de como si alguno no fuese plenamente consciente de lo necesario que es sumar de tres en tres para que todo sea menos complicado. Y a todo esto Juan Soriano evitó el gol del Betis tras un remate de Aleñá. Faltaban 10.

La cuenta atrás

Y en la cuenta atrás más la prolongación (todo lo que se juega es reglamentario) había empezado. Borja Iglesias pisó el área con peligro pero se cruzó con Awaziem. Faltaban nueve. Aguirre tiró de Assalé como única y última solución. Faltaban ocho. El Betis comenzó a atrincherarse y mandar largos balones por si acaso. Faltaban seis. He de reconocer que me sorprende el exceso de tranquilidad, que no de presión, con el que el Leganés afrontaba ese tramo final. Faltaban cinco.

Algo debió removerse en la conciencia pepinera porque el Lega subió un par de velocidades en la presión pero… Faltaban cuatro. Soriano mandó un balón casi de un área a otra. Faltaban tres. El Betis pisaba área pero Awaziem pudo otra vez con Borja Iglesias. Falaban dos.  Los de Martí empezaron a mover en horizontal bajo presión pepinera. Faltaba uno.

Pasarse 15 segundos en el suelo un jugador del Leganés tras una falta da muestras de la prisa que tenían en moverse. Faltaban 30 segundos. Y levantó el cartelón el cuarto árbitro advirtiendo que la prolongación iba a ser de dos minutos. El poco bullicio de la grada advertía que lo que pasaba en el verde les trasmitía poco, por no decir bastante poco. Y por si faltaba poco, una acción fea de Borja Iglesias con un asistente del Lega le costó la roja.

PD: Ya la he puesto alguna vez más. Que cada cual le explique en el idioma que corresponda a cada uno como se conjuga el verbo comprometer.

LA LIGA (Jornada 24ª)
CD LEGANÉS, 0; REAL BETIS, 0
CD LEGANÉS: 13. Juan Soriano; 19. Aitor Ruibal, 3. Bustinza, 12. Awaziem, 22. Siovas, 5. Jonathan Silva; 21. Rubén Pérez, 8. Recio (20. Assalé, 82′), 24. Rodrigues (27. Oscar Rodríguez, 55′); 17. Eraso (26. Bryan Gil, 550) y 7. Braihtwaite.
REAL BETIS: 1. Joel Robles; 22. Emerson (16. Loren, 45′), 23. Mandi, 5. Bartra, 15. Alex Moreno; 21. Guido R. (19. Barragan, 45′), 14. William, 10. Canales, 24. Aleñá; 9. Borja Iglesias y 17. Joaquín (11. Tello, 73′)
ÁRBITRO: Estrada Fernández (Colegio Catalán). Amonestó a los locales Braithwaite (66′), Rubén Pérez (74′), Aitor R. (86′), Bryan (86′), Óscar (94′) y a los visitantes Emerson (25′), Guido Rodríguez (35′), William (75′). Expulsó con roja directa a Borja Iglesias (92′).
INCIDENCIAS: Estadio Municipal de Butarque. 11.160 espectadores. El seleccionador nacional sub21, Luis de la Fuente, asistió al partido.

 

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones