Pérez Ráez y Jesús Polo
ENTREVISTAS REPOR SOCIEDAD

Pérez Raéz – Polo: cara a cara de la historia viva y reciente de nuestra ciudad (cap. I)

  • LEGANEWS reúne al alcalde que más años estuvo en el cargo (16) y al presidente del Lega que más años fue presidente (27)

  • 29 años cruzados de historias de nuestra ciudad de la política, la empresa, la sociedad, el deporte

‘El Viejo Café’ (Plaza de España) fue el escenario en el que el alcalde más longevo de la ciudad, José Luis Pérez Ráez, y el presidente más longevo del CD Leganés, Jesús Polo, repasaron la historia reciente de Leganés. Son dos de las personas que más han influido en la historia reciente de Leganés.

La ciudad, tal y como es hoy en día, no sería posible entenderla de no haber sido por el trabajo que estos dos hombres llevaron a cabo durante años desde sus diferentes puestos como alcalde y como presidente del Club  Deportivo Leganés.

Un reportaje de JUANMA ÁLAMO

Leganés 2J. Ese iba a ser el títular de este reportaje en que LEGANEWS sentó frente a frente, con la colaboración de ‘El Viejo Café’ (Plaza de España 20) al alcalde más veces reelegido en la ciudad (16 años con el bastón) y al presidente que más años ejerció el cargo al frente del CD Leganés: José Luis Pérez Ráez y Jesús Polo. El primero llegó a la alcaldía en 1991 donde estuvo hasta 2007; segundo llegó a la presidencia en 1978 donde se mantuvo hasta el año 2005. 29 años cruzados de la vida reciente de nuestra ciudad cara a cara.

Cuando Polo llegó a Leganés (1960), Pérez Ráez tenía 12 años.

La trascendencia de Pérez Ráez estaba por encima de su vinculación al PSOE27). “Era más vecino que socialista”, asegura Polo, que no duda en recordar que “se molestó conmigo Pablo Abejas (exportavoz del PP) porque en una entrevista dije que José Luis había sido el mejor alcalde que tuvo Leganés. Abejas me reprochó que era responsable de que él había perdido las elecciones”.

Aquella visita real

Metidos en ese maravilloso túnel del tiempo, recuerda Pérez Ráez el favor que le hizo Peces Barba cuando intentó ayudarle en unas elecciones. La respuesta del exalcalde fue “¡Tráeme a los Reyes!”. Y los Reyes vinieron y, el resultado electoral, fue mayoría absoluta. “Hice un bando invitando a los vecinos a salir a la calle. Cuando llegaron los Reyes se pararon para saludar a la gente, sorprendidos de la gente que había por las calles”.

Uno de los grandes acuerdos de los dos es la Virgen de Butarque. Para Polo: “nada es mejor para el nombre del estadio que el de la Virgen, es la patrona de Leganés”; mientras que Ráez defiende el nombramiento como alcaldesa: “no deja de ser algo raro, pero solo por mantener durante 900 años la conservación de la leyenda, merece todo”.

Relación club-ayuntamiento

La relación simbiótica Leganés-Ayuntamiento nació con la llegada de Polo a la presidencia y se mantiene hasta nuestros días. “No abusé nunca del Ayuntamiento”. Recuerda Pérez Ráez que “cuando empecé le dabamos una ayuda simbólica”, aunque los dos reconocen que algo tuvo que ver en el incremento “lo que pasaba en Getafe con Pedro Castro que le daba mucho dinero al club”.

Entre ellos no remilgan a la hora de tirarse piropos. Polo insiste y no duda en indicar que “José Luis ha sido más alcalde y vecino que socialista y, además de amigo, creo que ha sido el mejor alcalde de Leganés”. Por su parte Pérez Ráez no duda en calificar al expresidente “como una buena persona muy generosa que hizo y dio mucho a esta ciudad sin que lo nadie lo supiera”.

Placa inauguración estadio Butarque

Las historias del campo de Butarque

Tantos años de vidas cruzadas dan para infinidad de anécdotas vinculadas al fútbol. Partiendo de la base de que el exacalde no era, precisamente, un apasionado de este deporte, sin embargo siempre entendio la vinculación de la ciudad con el CD Leganés.

El propio estadio conserva a la entrada una placa en la que se recuerda su inauguración un soleado 14 de febrero de 1998 siendo alcalde y presidente las personas de este reportaje. Y a lo largo de la conversación Pérez Ráez revela que el nombre se le puso al estadio por ser característico de la ciudad: “la Virgen de Butarque, el arroyo de Butarque…”.

Y estando Jesús Polo en activo “no nos podíamos plantear ponerle el nombre de Jesús”. En la memoria de la inauguración recuerda el exalcalde que el entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, “no quería placa, no le gustaban nada; pero decidimos ponerla y ahí está con el nombre de los dos”.

Aquel día en el palco del Betis

Las anécdotas cruzadas de ambos en relación al fútbol son muchas. El propio Polo recuerda como en Sevilla, en un partido ante el Betis, “Lopera me dijo que el alcalde no iba al palco y le contesté que si no iba mi alcalde al palco yo tampoco iba”.

Recordando, ambos trajeron a la conversación que “Polo nunca permitía que el alcalde pagara un duro de los vecinos en ninguna comida. Yo con él no pagaba nunca, pagaba siempre Jesús y no tenía ningún rubor en que el presidente me invite”. Jesús recuerda que “el Leganés nunca pagaba nada, lo pagaba yo. El club, estando yo, no pagaba nada de esos gastos, los pagaba yo de mi bolsillo”.

Tuvieron tiempo para recordar como el propio expresidente asumía los gastos de las visitas del CD Leganés a Pedro Muñoz, localidad natal de Polo, “donde nos trataban de maravilla cuando íbamos allí”. Historias que no se terminan en este periódico y que podrán seguir leyendo en próximas ediciones.

Pérez Ráez, Enrique Abanades y Jesús Polo

Tres vidas, una plaza y una fuente

La Plaza de España de Leganés une a lo largo de la historia a las tres personas de la foto. Allí estuvo durante toda su vida como alcalde el despacho de Pérez Ráez, allí celebraron los aficionados del Leganés los primeros éxitos del equipo, allí hizo Jesús Polo una de sus primeras obras: el edificio del Pasaje de Plaza de España (que comenzó en el 68 y se terminó en el 72). Curiosamente en ese edificio tuvo Pérez Ráez un despacho y le reprocha medio en broma que “no había ascensor”.

En esa misma Plaza de España comenzó el gran desarrollo del que hoy es uno de los hosteleros con más locales en Leganés, Quique Abanades, que se sumó también a esta histórica tertulia. En el caso del este último coincide con Polo en su origen emigrante.

El Estado Mayor central

Precisamente de la vivienda anterior al edificio construido apunta Pérez Ráez que “allí se encontraba el Estado Mayor central en la Guerra Civil y en esa casa Franco con su grupo deciden ya dejar el asalto a Madrid. Dicen que fue en el Saboya, pero el Saboya estaba localizado. Esa era la casa de mi tío Cayetano que llegaba hasta la calle El Sol”.

Recordando que la actual sede del PP era el ‘Bar La Viña’ donde se comía, según Polo, “por cinco pesetas”. Precisamente su memoria recordaba como “llegaba de trabajar al Aris (pequeño) de descargar sacos de cemento, toda la barra estaba llena de marisco y los constructores con unos abrigos. Yo miraba a mi alrededor y pensaba “yo tengo que empezar a construir”.

Publicidad

  • publicidad%20everys%20ok.gif
  • vw-comatrasa.gif
  • publicidad%20golden%20park%20lateral.gif

Secciones