Banner Horizontal
ACTUALIDAD COMUNIDAD SALUD

Nuevos sistemas de control de glucosa en sangre que reducen los pinchazos en diabéticos

Banner Horizontal
  • Los sensores van insertados bajo la piel y solo se requerirá de un lector externo para comprobar el nivel de azúcar en sangre

  • Los niños a partir de los 4 años ya han empezado a recibir estos dispositivos

El Consejo de Gobierno regional autorizó el pasado martes la compra por el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) de los nuevos sistemas de control de glucosa para pacientes diabéticos de tipo 1, por un valor anual de casi 22 millones de euros.

Estos dispositivos son una especie de sensores que van insertados debajo de la piel, cuya funcionalidad es la medición de la glucosa en sangre. Las lecturas de los niveles la llevarán a cabo unos aparatos externos que solo necesitarán acercase al sensor. Esta mejora evita que las personas con diabetes se tengan que pinchar para medir el azúcar en sangre.

De este modo, los pacientes podrán controlar de forma permanente sus niveles con un dispositivo electrónico de tamaño similar al de un teléfono móvil, cuya función consiste en recibir los datos del sensor y exponerlos en una pantalla que tiene incorporada.

Monitorización para niños desde 4 años con sensores

Al mismo tiempo, los hospitales de la red pública de la Comunidad de Madrid han iniciado ya la compra del sistema de monitorización de glucosa mediante sensores tipo flash para niños a partir de 4 años con diabetes tipo 1.

Los servicios de Pediatría o Endocrinología de los hospitales serán los encargados de determinar los pacientes que podrán utilizar estos nuevos dispositivos seguía la historia clínica y de que cumplan con los criterios establecidos por el protocolo del Ministerio de Sanidad. Además, los hospitales 12 de Octubre, La Paz y Severo Ochoa han sido designados para la participación en el estudio nacional de monitorización del sistema mediante sensores tipo flash que coordina el Ministerio de Sanidad.

Han aparecido innumerables ventajas gracias a la utilización de este tipo de sensores, como por ejemplo la obtención de datos de forma mínimamente invasiva, la capacidad para obtener información sobre fluctuaciones de los niveles de glucosa, la detención de hipoglucemias, especialmente de las inadvertidas o asintomáticas, y el impacto positivo en la calidad de vida, especialmente en los padres de niños diabéticos.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones