Banner Horizontal
ACTUALIDAD SOCIEDAD

Pedro Rivas, una saeta en un balcón en Jueves Santo en Leganés le lleva a un concurso en Texas

Banner Horizontal

 

 

(Ver la saeta que cantó Pedro José Rivas cliqueando aquí)

Un reportaje de Francisco A. Mélero

Pedro José Rivas de 31 años es un ciudadano de Leganés. Es reponedor en un supermercado. La gente no le conoce por su profesión, es uno de tantos héroes anónimos de nuestro país, sino porque un día decidió salir al balcón de su casa, incitado por su pareja, a cantar una saeta un Jueves Santo y asombrar a todos sus vecinos con su voz.

Banner Horizontal

Su actuación fue grabada y el vídeo se viralizo de tal manera que ha superado el millón y medio de visualizaciones en Facebook y ha sido compartido más de 88.000 veces. Ha llegado hasta el otro lado del charco, más concretamente a EEUU dónde compite por ganar un premio a nuevos talentos en Key Musical Awards de “Radio La Onda Kallejera” de Texas.

Banner Horizontal

Del campamento al balcón

En un campamento de verano dónde le llevaron sus padres no paraba de escuchar Los Caños y cantar sus canciones, “estaba en el campamento cantando a Los Caños, y el párroco que nos acompañaba me escuchó y dijo tenía buena voz. Entonces a mi se me creó el gusanillo. Si a este hombre le gustaba es porque algo debo estar haciendo bien.”

Aunque no tenga raíces andaluzas, Pedro siempre ha tenido una gran influencia por la música del sur de España, “a base de escuchar a mis hermanas Camela, Camarón de la isla, Las Azucar Moreno, Los Chichos, Los Chunguitos… A raíz de aquí es de dónde me nace el gusanillo de la música.” Desde entonces siempre tuvo un gran afecto por la música, pero como casi en todos los casos no deja de ser un hobby.

Cuando comenzó la cuarentena él y su mujer decidieron comprar el karaoke a modo de pasatiempo para amenizar la cuarentena y para poder usarlo en un futuro con la familia. El pasado 9 de abril, el jueves santo, salió al balcón, “ese día mi mujer, que es muy echada para adelante, se saco los micrófonos empezó a hacer karaokes con las vecinas y me medio engañó (a modo de broma. Me presentó delante de todos los vecinos y me entregó el micrófono. Y ahí es dónde comencé a cantar.”

Su mujer grabó el vídeo y una vez que se subió a las RRSS corrió como la pólvora, “un amigo me dijo que ese día fui un francotirador. Salí al balcón, canté una saeta para todos los vecinos y han llegado a verte más de un millón de personas.”

Del balcón a EEUU

El vídeo se ha viralizado de tal manera que ya ha llegado al otro lado del mundo. Concretamente a Texas, EEUU. Fue tal la acogida que esta semana nuestro vecino se ha colocado en el nº1 del ranking, “el vídeo les llegó por parte de un amigo de mi cuñado que lo empezó a compartir por todos lados y les gustaría mi voz. Y al día siguiente de subir el vídeo ya se pusieron en contacto conmigo para pedirme que participara en el concurso y sin pensármelo dos veces acepté.”

Etiquetas
Información

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones