RELIGIÓN REPOR SOCIEDAD

Roberto Chachero, un misionero “made in Leganés”

  • Este joven vecino de Leganés ha pasado un mes de Misiones en diferentes localidades chilenas

Roberto Chachero es vecino de Leganés. Este año ha dado un paso más en su compromiso con llevar la fe y la palabra de Dios yéndose a Chile de misionero.


REPORTAJE DE BEATRIZ FDEZ. DE AGUSTÍN

Cuando llega la hora de ayudar a los países más desfavorecidos cabe pensar en las ONG’s que acuden a estos países a ofrecer su ayuda pero pocos caen en la cuenta de la labor que hacen los misioneros, personas que predican el Evangelio entre la población de un lugar. Leganés cuenta con un misionero que, durante un mes, ha estado recorriendo diferentes zonas de Chile, como la capital o Villarrica, con la Delegación de Juventud de la Diócesis de Getafe.

Este misionero, Roberto Chachero, ha estado junto con 19 personas más, un sacerdote y una consagrada visitando los hogares hablando del Evangelio con las familias, de la propia experiencia con Jesús en sus vidas, rezar con los habitantes chilenos, jugar con los niños, enseñarles el rezo del Rosario o una procesión.

Un día en las misiones

Como declara este misionero de Leganés, “el día a día es fundamental”. Desde que despertaban, a las ocho de la mañana, realizaban diferentes misiones como ir a los colegios o visitar a las familias o a los enfermos, ir a comedores sociales… pero de lo que no cabe ninguna duda es de la hospitalidad de la gente “si había comida para dos, llegábamos otros dos y comíamos cuatro. Lo primero era que tú comieras y estuvieras cómodo”, declara Roberto.

La propuesta salió en enero de este año con un grupo de nueve jóvenes a los que después se fueron sumando más. Estos misioneros partieron a Chile para recorrer sus pueblos en julio, donde se juntaron todos por primera vez. Todos llevaban estampas, rosarios medallas… como regalos para la gente de la zona, “es algo que les llama mucho la atención y gusta que dejemos regalos como esos”. El misionero que partía de Leganés hizo que llegasen estampas de la Virgen de Butarque y de San Nicasio hasta Chile, “en parte he sido embajador de Leganés”.

Los misioneros cumplen la misión de llevar la fe y la palabra de Dios y compartirlo con otras personas, aprendiendo unos de otros, con ayuda continua.

Vivencia  repleta de recuerdos

La estancia de Roberto Chachero como misionero durante un mes en Chile fue de lo más enriquecedora. Acudió con la idea de hablar de Jesús y de transmitir la fe y se encontró con que los propios habitantes del país compartían mucho más de lo que los misioneros podían ofrecerles, algo que para Roberto es un gran aspecto de las misiones.

De su viaje se queda con la hospitalidad de sus habitantes. Durante el tiempo que estuvo allí pudo observar cómo abrían sus corazones y ofrecían lo poco que tenían con el objetivo de que estuviesen lo más cómodos posible. La única dificultad a la que se expuso en este recorrido fue la del frío. “Salí del verano de Leganés, al invierno de Chile. Con cuatro y cinco capas pasábamos frío. Vimos nieve en un volcán. Se asemeja al frío de la Sierra”, añadía el misionero.

Para Roberto esta fue su primera experiencia como misionero pero alega que será la primera de muchas. Él mismo define su aventura como “una experiencia para dar a conocer a Dios y recibir a Dios en nuestros hermanos”.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones