REPOR SOCIEDAD

Vacaciones en paz para niños saharauis en Leganés

UN REPORTAJE DE JUANMA ÁLAMO

Sábado 30 de junio. 07.30 de la mañana. Colegio Azorín de Vereda de los Estudiantes. La mañana es fresquita pero se respira algo especial. Poco antes de esa hora llega un autobús a la puerta de este recinto en el que tiene su sede la Asociación de Leganés con el Pueblo Saharaui.

Allí espera el responsable de esta asociación, José Luis Sampedro. Instantes antes ha estado preparando el desayuno y tirando colchones en el suelo por “si alguno viene cansado y quiere descansar”. Del autobús descienden una treintena de chavales con las caras curtidas por el sol, una pequeña mochila con poco más de lo imprescindible para ellos.

Correr a jugar

Corren a jugar, bendita palabra para las edades de los niños saharauis que forman parte del programa ‘Vacaciones en Paz’. Las familias de acogida empiezan a llegar. La primera de ellas recibe el ‘mazazo’ de que la chica que esperaban no ha cogido finalmente el avión y no ha llegado. Preocupación.

Y a partir de ese momento, LEGANEWS es emocionado testigo de ver como todo el grupo de niñas y niños se van a acomodando con las familias con las que pasarán el verano. Algunos ya lo han hecho otros años, para otros todo es una novedad. Para las familias y para los pequeños. Lorena reconoce que “el año pasado lo vimos y nos decidimos a hacerlo. Este es el segundo”.

Ayudar a niños saharauis

Para ellos, que ya son cinco en casa, solo quieren “ayudar un poco, poner un granito de arena”. Lo hacen acogiendo a dos chicas. “Nos sentimos muy cómodos con ellas el año pasado”. Reconoce que “los primeros días se nota que están recién llegadas pero la adaptación es muy rápida y hacen vida como cualquier niño de aquí”. Tiene muy claro que lo que está haciendo es algo muy bonito.

Las experiencias

Yolanda vive su primera experiencia de acoger a estos niños. Está acostumbrada a ayudar a otras asociaciones pero este año ha decidido “dedicar mi verano a esto”. Ella vive sola y le han asignado a la niña Melka. “Tengo todo el verano programado para dedicárselo íntegramente a ella”. Toda una lista de actividades para que “su niña” disfrute como una más de la familia. “Espero tener una vivencia importante y una buena convivencia. Me gustaría ir a los campamentos a conocer a su familia”.

Uno de los ejemplos más especiales es del Fatu, tiene cinco hermanos más. Es el tercer año que compartirá casa con Susana y su familia, entre los que se encuentra su hija. Las dos niñas reconocen que “se lo pasan muy bien juntas”.

Son solo tres de los ejemplos, en Leganés, que recorren todo nuestro país, en la que los pequeños saharauis encuentran unas ‘Vacaciones en Paz’.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones