SOCIEDAD

Cuando jugar no es divertido y surge la ludopatía

ALEJER es la asociación para la rehabilitación de jugadores afectados por la ludopatía. Un tipo de adicción que destroza personas y familias, y que crece durante el verano y en estas fechas.

El año próximo cumplirá 25 años desde su fundación allá por 1991. Desde entonces hasta hoy, alrededor de 1.500 personas se han sometido a terapia para salir del destructivo mundo de la ludopatia, algo que casi siempre se suele descubrir demasiado tarde “cuando falta dinero en casa, cuando notas que empieza a haber un descontrol económico. Aquí el 99% de los que venimos lo hacemos con deudas, con las familias destrozadas…”. Y según aseguran ellos mismos “el 99% no lo hace por iniciativa propia o viene un familiar a informarse”. Sin embargo lo recomendable, y casi exigible, “es venir acompañado de un familiar al que se le puedan transmitir toda una serie de normas básicas a seguir”.

Así trabaja ALEJER (Asociación de Leganenses Jugadores en Rehabilitación, con sede en el despacho 18 del Hotel de Asociaciones en la Junta de Distrito de Zarzaquemada en la calle Mayorazgo). Les transmiten esas rígidas normas. Entre otras, autodenunciarse en comisaría para evitar poder entrar a casinos y casas de juego donde es necesario presentar el DNI, no manejar dinero e incluso evitar cualquier tipo de juego para, según aseguran, “evitar la ansiedad que produce”.

El momento del salto del juego calificado como “social”, que se considera responsable, a la ludopatía es “en el momento que se pierde el control de la voluntad y, por lo tanto, un trastorno de la personalidad”. En ALEJER saben que la recuperación suele ser larga, de años, y aun así “hay que vivir dándole distancia al juego durante el resto de nuestra vida”.

Como en la gran mayoría de las adicciones, la ludopatía esconde un problema que es precisamente a lo que ayudan las terapias. “A reconocerte como persona, a saber dónde has fallado para no volver a caer”. Y, como tantas otras adicciones, “no entiende de clases sociales”. Uno de los complejos escenarios a los que se enfrentan ahora son “las casas de apuestas, que han crecido como los dentistas”. Algo que se ha pedido desde la Federación que se regule, como establecer un tope en las conocidas como “tragaperras”.

Sin embargo, “las terapias bien hechas dan resultado, reconoces el mal que has hecho y, cuando te recuperas, te consideras persona y los demás ven en ti que vuelves a ser persona”.

La adicción a los juegos ‘on-line’ se  detecta cada vez a edades más tempranas

En la actualidad, tanto ALEJER, como todas las asociaciones que trabajan la ludopatía se están encontrando un problema relativamente reciente. “Cada vez vienen más chavales de 18, 20 o 25 años con un problema de ludopatía que nace del juego on-line”.

El problema es que en estos casos no hay un método, puesto que las terapias son de autoayuda y el problema es tan reciente, que hay “chavales muy jóvenes que vienen con problemas a los que es díficil darle solución”. Este es el motivo por el que en reciente congreso de la Federación Española de Jugadores en Rehabilitación una de las conclusiones ha sido pedirle a la Administración que regule el juego on-line.

Algo a lo que se suman, según relatan desde ALEJER, familias con problemas muy serios de adicción de sus hijos que se pasan el día encerrados en una habitación jugando “algo que comienza desde muy pequeños” en la era digital en la que vivimos, pero en la Asociación no se tratan este tipo de adicción.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones