Banner Horizontal
ACTUALIDAD DEPORTES FUTBOL LEGA

Atleti-Leganés (0-0): Aguirre pesca un punto en el río de barro que tiene encima el Cholo

  • El Leganés recuperó la imagen ofrecida en las citas previas al Getafe y mantuvo el tipo durante todo el encuentro

  • El Atleti evidenció que vive una situación deportiva muy compleja a la que no le encuentra soluciones

  • Cuéllar fue expulsado en el 93′ tras ver dos cartulinas amarillas por perdida de tiempo y teatralizó su salida del campo hasta el extremo

CRÓNICA DE @juanma_alamo

Después de lo del Getafe, el Eibar y la Cultural, los comparecientes tenían una obligación conjunta y mutua: lavarse la cara y recuperar su camino. Visto lo visto, el Leganés lo hizo mejor que el Atleti. Los de Aguirre sí recuperaron la imagen previa a la debacle ante los azulones; y los del Cholo hicieron todavía más grande el agüjero negro en el que parece que andan  metidos desde hace unos días.

La cosa arrancó entre sorpresas, errores, dudas y sustos. En menos de 200 segundos se vio con la rojiblanca a un tipo que no salió precisamente entre rosas del equipo (Vrsaljko), se notó la tensión que hay en la plantilla atlética al pifiarla Felipe y Oblak y se encogió el corazoncillo pepinero al ver el talegazo que se pegaba Rodrigues en un salto con Correa. Era un clarificador epítome de lo que viven Atlético y Leganés: sorpresas, errores, dudas y sustos.

Entre nueves y clientes

Los dos clubes andan en el mercado de invierno a la caza de un nueve, pero ninguno de los dos parece cerrarlo. Les queda cinco días. Ellos sabrán es su problema. Los clientes (antes socios y abonados) tendrán todo el derecho del mundo a quejarse del modo que consideren y donde consideren. A los dueños del negocio se les olvida aquella máxima de que “el que paga manda” y por mucho ingreso ‘atípico0 que haya, los que pagan lo hacen (hacemos) por ver partidos de fútbol.

El partido no tardó mucho en no definirse. Aunque suene a paradoja ‘espacio-tiempo’ de Emmet Brown (ver ‘Regreso al Futuro’), lo cierto es que el repaso que le dio el Getafe al Leganés por su diestra encontró calco en el Metropolitano. Aguirre leyó el flanco más débil y por ahí llegaron los dos primeros sustos de los ‘pepineros’. Oblak, a los 12 minutos, ya había tenido que pararle dos a los visitantes. Primero un disparo raso de Rosales y después de Braithwaite. El Atleti se estaba ahogando en lo que había dispuesto Aguirre.

Pelear por lo que quieres

Simeone, al que algunos colocan por encima de la insuperable palabra Atleti en el vertiginoso mundo del rojiblanquismo, daba la sensación de pedirle a los suyos que hablarán. Los de las rayas rojiblancas, además de hablar, tenían la obligación de pensar. Hasta el último alevín rojiblanco debe saber que el Leganés enmaraña los partidos con su sistema defensivo. Y eso se solventa sin aburrirse de acercarse al tedio (sí, otra paradoja). Pero es que no hay otra: tocar, tocar, tocar… Y esperar a que pasara lo que ocurrió cuando Correa agarró un balón vertical cuyo disparo retuvo Cuéllar.

El Lega había aburrido al Atleti y le tenía desconectado. Había puesto a la grada de los nervios pero es evidente que de vez en cuando el plantel enseña la calidad que tiene. Los blanquiazules evidenciaban, sin la más mínima duda, que pelean por sobrevivir. Los rojiblancos evidenciaban que… evidenciaban que… Evidenciaban que los atléticos están desorientados porque no saben cuál es el camino que siguen. Pero de pronto chispea calidad en el área pepinera y Correa agarra otro balón que se le va por encima de Cúellar. Empatados a ocasiones en el ecuador del primer tiempo.

Malos recuerdos

Y así fueron yéndose los minutos. El Leganés apretando y ganándose a pulso el botín final de su paso por el Metropolitano. El Atlético conjugando un verbo que no existe: “impotenciar”. Cuando uno tiene que luchar contra el adversario y contra uno mismo es una pelea cuyo desenlace es imprevisible. Aunque a algunos les erotice ver salir a los rojiblancos a una contra – por mucho  que Morata remate y desvíe Cuéllar -, a los que crecieron entre sustos en el Calderón les recuerda a aquellos malos momentos de los 80 y 90 cuando lo mejor era ver ‘galopar’ por la banda. Un problema detrás de otro.

La solución que buscó el ‘Cholo’ tras el refrigerio fue darle entrada a Vitolo. En esta ocasión, la decisión era lógica si la intención era obligar más al Leganés por los lados. El tiempo diría. Y lo primero que dijo es un lío con Correa en el área. Estropear la primera ocasión que le había puesto vertical el ahora triste Joao Felix. El Atleti parecía (insisto, parecía) que su segunda parte iba a ser diferente (y mejor) que la primera. El Lega no tenía que modificar casi, casi nada. Si acaso replegar aún más para defender lo suyo. Lo hizo.

Comerse minutos

La permisividad de Mateu Lahoz (para los que no lo sepan es el señor que arbitró el partido) permitió al Leganés jugar con 10 desde el 54 en adelante. Una jugada a ras de suelo en la que seguramente Javi Eraso no tenía intención de hacer lo que hizo pero lo hizo. Una entrada muy peligrosa sobre Lodi. ¿Podía haber sido expulsado? Podía. No lo fue. Ni con VAR, ni sin VAR. Y el reloj se comía los minutos. Cúellar sabe desesperar como nadie. Pone el reloj todavía más lento. Y eso le costó una amonestación a… Simeone. Lo que tiene el fútbol.

El Atleti decidió dar ese paso al frente que tanto le gusta a la grada. Tenía 30 minutos por delante para intentar darle a los suyos una alegría que necesitan como el comer. El Lega no es hueso fácil de roer. En ese momento del partido parecía  que en la mente de algunos de los de Aguirre valía el posible punto. A los otros, no. No les valía nada que no fuese ganar. Su grada, la que es aficionado y no cliente, no paraba de empujar y empujar y empujar. Pero hay veces que no es suficiente.

Los pitos

Tenía que pasar. La grada del Metropolitano se partió en dos. El Lega arreaba de vez en cuando y en una de esas puso en la garganta eso que se sube cuando la cosa no va bien. Pisaron área con una pasmosa facilidad y permitieron a Recio disparar desde fuera del área. Unos en la grada se pusieron a cantar el himno; otros a pitar a los suyos. Algo está pasando dentro de ese vestuario que ni los himnos, ni los gritos de aliento solventan. La gente esta soliviantada por lo que ve. La gente del Lega estaba tranquila porque parecía que si el partido caía de un lado era del suyo.

En pleno calentón, Vitolo se va a la suelo en el área arrastrado por Recio. La grada se altera. La tele pareció demostrar que no era penalti. En este caso que hablen los que entienden todo. Otras imágenes de otras jugadas insinuaban más cosas, pero Mateu Lahoz se mantenía firme en todas y cada una de las cosas que veía. El Atleti apretaba y Aguirre aceptó el órdago. Carrillo al verde. Los últimos 15 minutos eran un toque de arrebato de unos y otros. La angustia había tomado sitio en el palco.

La locura rojiblanca, tan habitual en otros tiempos, trajo protestas, penaltis reclamados y hasta una falta en el borde del área. a tres minutos del final que Saúl y Thomas escondieron hasta el final el lanzamiento. Además, Cuéllar acabó expulsado, otra vez por perdida de tiempo. El Lega tuvo que acabar con un jugador de campo bajo palos. Jonathan Silva se vistió de verde. Quedaba un minuto por jugarse, se habían perdido tres. Mateu advirtió. Cuéllar teatralizó hasta el ridículo su salida del cesped. Lo hizo casi cuatro minutos después.

Y después de esto, el jueves el Barça espera en la Copa al Leganés; y el sábado, el Real Madrid, al Atlético. ¡Qué Dios les ampare a ambos! (A Leganés y Atleti, por si alguien no lo entiende).

LALIGA (Jornada 21ª)

AT. MADRID, 0; CD. LEGANÉS, 0

AT. MADRID: 13. Oblak; 24. Vrsaljko (17. Saponjic, 88′), 18. Felipe, 15. Savic, 12. Lodi; 10. Correa (16. Herrera, 62′), 5. Thomas, 14. M. Llorente (20. Vitolo, 45′) 8. Saúl; 7. Joao Felix y 9. Morata.

CD. LEGANÉS: 1. Cúellar; 16. Rosales, 12. Awaziem, 4. Omerou, 3. Bustinza, 5. J. Silva; 24. Rodrigues (18. Carrillo, 78′), 6. Roque Mesa, 8. Recio; 17. Eraso (19. Aitor Ruibal, 61′) y 7. Braithwaite (27. Oscar, 89′).

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (Colegio Valenciano). Amonestó a los locales  Simeone (56′) y  a los visitantes Awaziem (10′), Eraso (54′), Cuéllar (76′ y 93′), Roque Mesa (89′), Recio (92′).

INCIDENCIAS: Estadio Metropolitano.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones