ACTUALIDAD COMERCIO REPOR SOCIEDAD

Bar Salvador, 50 años de historia viva de Leganés, ‘el bar de los militares’

  • El ‘bar de los militares’ debe el nombre a un jefe que tuvo Venancio Hernández, el fundador del bar

  • ‘Titi’ y Alberto son los dos hermanos que ahora están más en la gestión actual del histórico bar; Jesús está más centrado en Lizarrán

El Bar Salvador (Avda. Universidad 23) ha cumplido 50 años. Medio siglo de Historia repleto de historias de nuestra ciudad.

UN REPORTAJE DE LEGANEWS

Titi (51), Jesús (47, Alberto, (44) Chari y José Luis (QEPD, hoy tendría 55) son los herededores de una forma de trabajar que hace más de 50 años trajo Venancio Hernández (QEPD) a Leganés. Llegó con Saturnina ‘Nina’, su mujer, a la ciudad. Ellos fueron una de las parejas que formaron parte de los emigrantes que salieron de la localidad abulense de Navarrevisca para recalar en nuestra ciudad.

Salvador, su jefe de Bodegas Salvador, donde trabaja en el año 67 le ayudó económicamente y en octubre de ese mismo año abría la puerta por vez primera el ‘Bar Salvador’. 50 años de Historia y de historias de Leganés sigue en el mismo sitio (Avda. Universidad 23), pero sus hijos recuerdan que ha sido reformado tres veces.

Trabajador incansable

“Él trabajaba 18 0 20 horas en el Bar”, rememoran los hijos en la conversación con LEGANEWS. “Se iba a las cuatro de la mañana y a las seis ya estaba abriendo”. Sus energías se reponían “con una pequeña siesta que se echaba”. Los tres hermanos, dedicados a la hostelería, y Chari, con su popular tienda de fotos a pocos metros del bar, recuerdan su paso por el bar.

La vida de los Hernández González no se concibe sin el ‘Bar Salvador’ pero es que una parte importante de la historia de nuestra ciudad tampoco se entendería sin Venancio y Nina, sus padres, y sin ellos.

El ‘Bar Salvador’ ha vivido la marcha de los militares del acuartelamiento y la llegada de la Universidad; la marcha de la Legión y la conversión del edificio en una Comisaría. El ‘Bar de los Militares’ como mucha gente lo recuerda fue donde años atrás los hermanos jugaban con los petates en el salón de abajo, donde muchos se cambiaban y donde “todavía hoy, vienen señores de 60 o 70 años a decirnos que aquí quedaban con sus novias, las que hoy son sus mujeres”. Incluso recuerdan hasta lo que comían. “Nos dicen esas personas mayores que venían a comer calamares”.

Recuerdos de la ciudad

50 años dan para mucho. Para haber vivido cerca de los legionarios y “los pistolos” (acuertelamiento del Saboya). Para recodar como fue aquel 23F de 1981 con el golpe de Estado. Incluso para aquellos “encierros que pasaban por la puerta. Cuando soltaban a los toros a las ochos de la mañana y los recogían a la una”.

Ellos han adornado con su bacalao, zarajitos, tortilla, callos, oreja o bravas, el paladar de miles de leganenses durante 50 años. Y aseguran que “seguimos haciendo las raciones tradicionales porque si cambiamos estaremos muertos”. El ‘Bar Salvador’ es, sin duda, Historia viva de Leganés, Titi, Jesús y Alberto siguen la tradición. ¡Qué dure!

La inolvidable figura de Venancio

Venancio Hernández fue el fundador del ‘Bar Salvador’ hace 50 años. Sus hijos le recuerdan como un incansable trabajador al que siempre ayudó Nina desde la cocina. Él enseñó el oficio a los suyos, los cuatro varones se han dedicado a la hostelería, mientras que Chari tiene su estudio de fotografía a pocos metros del bar familiar.P Pero ella recuerda, con cariño, que “mi padre a mi madre y a mí nos quería en la cocina”.

Llegó a Madrid con 12 años. Desde que abrió el negocio, al que luego siguieron otros dos, se convirtió en el apoyo de casi todos los vecinos de Navarrevisca que llegaban a Leganés y buscaban trabajo. “Era raro que llegase alguien a Leganés del pueblo y no pasase por aquí”. Además “salvo un caso, todas las personas que han trabajado con nosotros han estado aquí mientras han querido”. Y de esto da buena cuenta Jacobo, que lleva 27 años con ellos.

Su cercanía al acuartelamiento del Saboya (hoy UC3M) y de la Legión (Comisaría de Policía) le hicieron ganarse el afecto de muchos integrantes de ambos cuerpos.

Muchos legionarios acudían a él cuando tenían algún problemilla económico. Fue nombrado ‘Legionario de Honor’ 10 años después de abrir el bar. Sin duda, una figura inolvidable. Tanto como que, recuerdan entre la broma y la emoción sus hijos, “el día que le nombraron iban llamando a todos con títulos y de pronto se oyó… Don Venancio Hernández”. Su legado está en el Bar Salvador.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones