Banner Horizontal
ACTUALIDAD SOCIEDAD

El Ayuntamiento de Leganés ha sido condenado tras la denuncia de una afiliada a CGT por “contratos fraudulentos en los Programas de Inserción Laboral”

  • Una trabajadora afiliada a CGT ha denunciado su situación en los juzgados

CGT denunció a finales del mes de febrero que “el ayuntamiento de Leganés estaba actuando como una ETT (Empresa de Trabajo Temporal), con los programas de Cualificación y Activación Profesional, para incorporar al mercado de trabajo a parados de larga duración”. Esto, han anunciado, que tiene como consecuencia que los beneficiarios de prestaciones como la Renta Mínima de Inserción o la Renta Activa de Inserción no puedan cobrar dichas ayudas al terminar dichos programas.

Estos programas son dirigidos a personas desempleadas de larga duración para desempeñar “supuestamente puestos de trabajos en prácticas, cuando en realidad cubren puestos de trabajo concretos porque falta personal, mientras estos trabajadores en prácticas realizan las mismas funciones que los trabajadores municipales, pero con un salario muy inferior”.

Ante dicha situación, desde CGT han contactado con los afectados. Una de las afiliadas se ha decidido a denunciar la situación “por entender que este modelo de contratación no se ajusta a derecho”. El juicio celebrado el 11 de julio, con la sentencia para el día 12, les dio la razón, “estimando la demanda y declarando Despido Improcedente”.

La sentencia determinó la “ilegalidad del modelo de contratación utilizado, por obra o servicio, donde la trabajadora ha recibido una formación de 90 horas y después a ocupado un puesto de trabajo como conserje de un colegio de Leganés”.

Sentencia del Tribunal

Según el tribunal “ni la Orden de 30 de agosto de 2017 (bases Reguladora del Programa de Reactivación y Reinserción Laboral), ni la Orden de 13 de octubre de 2017 de Convocatoria de Subvenciones para realización del citado Programa, ambas de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, del que resultó adjudicatario el Ayuntamiento de Leganés establecen o exigen una determinada modalidad laboral. Se limita a indicar (como no puede ser de otra manera) que se utilizará la que sea más acorde a los trabajos a realizar y las características personales y profesionales de la persona desempleada contratada”.

“En cuanto a la actividad realizada por la trabajadora para el Ayuntamiento, como Conserje de un Colegio Público, hemos de decir que se trata de una actividad que, ni tiene autonomía ni sustantividad propia, ni mucho menos tiene un carácter temporal o limitado en el tiempo o duración incierta. Se trata de una actividad ordinaria, normal y permanente, de atención al alumnado y a las instalaciones del centro educativo”.

“En suma, al no reunir la actividad realizada por la trabajadora las notas de sustantividad propia y limitación en el tiempo exigidas por el art. 15.1.a ET, deviene nula la cláusula de temporalidad, adquiriendo la actora la condición de indefinida no fija (Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de octubre de 2010 –Rec. 3007/09) por lo que el cese sin justa causa debe calificarse como despido improcedente…” y “condeno al ayuntamiento de Leganés a estar y pasar por tal declaración y a que abone a la actora una indemnización”.

Respuesta tras la sentencia

Desde CGT han afirmado que el ayuntamiento “declaró desde el primer momento que se niega a contratar a la trabajadora”. Por otro lado, la sentencia no es firme y cabe Recurso. Desde CGT continuarán denunciando estas situaciones defendiendo los derechos de los trabajadores.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones