REPOR SOCIEDAD

La vida de un leganense durante seis meses en la Base Gran Capitán en Besmaya (Iraq)

  • Hijo de militar relevó a su hermano que estuvó los seis meses antes en la misma Base

  • Tras medio año en tierras iraquíes dice que mantiene intactas las ganas de volver

El 24 de noviembre del año pasado puso rumbo a una base iraquí. La función de este militar leganense era la de auxiliar de veterinaria. Seis meses después volvió con un ‘saco’ de experiencias.

Juan Carlos Sánchez-Aranzueque (33 años), leganense y militar, de familia de militar, en la rama de apoyo sanitario (una nueva rama de tropa), se embarcó en esta ‘aventura‘ como apoyo, en calidad de auxiliar de veterinaria. Se hace raro explicarse cuál es la función de un perfil como el suyo en una base militar en Iraq. “Es necesario para el control alimentario, el control de plagas, el cumplimiento de las condiciones sanitarias de los empleados de la cocinas. Además hablamos de un país en el que existen animales salvajes y hay rabia. Y hay que tener un control”.

Entre esas funciones estuvo la de crear una curiosa colonia de animales. “Gatos. Estaban desparasitados y ‘controlaban’ la población de ratoncillos de la propia base”. Una misión en la que podría pensarse que no existe el riesgo. Sin embargo desde el primer momento se huele. “Todos los traslados, salvo lo estrictamente necesario, se hace en helicóptero. Desde que sobrevuelas en helicóptero un país que, aunque sabes que está controlado… El miedo le tienes”.

Visita Real

Durante el tiempo que estuvo en la base vivió una visita muy especial, la del Rey Felipe VI. “Estuvo allí el día de su cumpleaños con la ministra de Defensa”. El monarca estuvo en viaje oficial a Iraq y visitó las tres bases en las que hay españoles.

La casualidad quiso que su llegada a Iraq fuese, también, a modo de relevo con su hermano que se encontraba en la misma base. Algo que en su casa llevan con normalidad al ser hijo de militar, Hilario, pese a que en el caso de los dos hermanos era la primera vez que iba a una misión fuera de España. Juan Carlos está convencido de que su padre “lo lleva con orgullo. Como buen militar confía en la preparación que tenemos y en la que la unidad lleva. Tenía unos compañeros muy bien instruidos”.

Lo que echas de menos

Entre las cosas que más ha echado de menos algo tan ‘extraño’ como “una cerveza fresquita, unas fresas con nata..”. La experiencia resultó tan reconfortante que a Juan Carlos le quedaron “ganas de volver. Sí, claro. Ahora mismo tengo una compañera que está en el Líbano haciendo las mismas funciones que estoy haciendo yo”. Puede volver a tener la ocasión y no duda de que volvería a repetirlo.

Base Gran Capitán

Besmaya está a 10 kilómetros al sur de Bagdad (Iraq). Allí está la Base Gran Capitán y fue el lugar donde este leganense pasó seis meses. Seis meses que se llenaron de tiempo de trabajo y anécdotas. Entre esas anécdotas, en el ‘control del miedo’ recuerda cuando “sobrevolando Bagad con el helicóptero saltan las bengalas de defensa. Miré al tirador, le vi tranquilo y me tranquilicé yo. Al bajar me contaron que hay niños que apuntan con láser al helicóptero y eso hace que salten algunas bengalas”.

Entre esa larga lista de experiencias Juan Carlos destaca el contacto cultural con gente del país que desempeñaba labores en la propia base. Además le sorprendió que “todos los trabajadores de limpieza de la base son bangladeses y todos hombres. Trabajé con ellos directamente porque uno de mis trabajos era la desinfección y desinsectación de la base y antes de ese trabajo ellos lo limpian. Son culturas que contrastan por ser muy diferentes”.

La gata Maca

Asegura que las Nuevas Tecnologías le han ayudado a tener a los suyos más cerca. Y lejos de los suyos y en el mundo animal en el que se ha movido tiene un papel predominante Maca, “una gatita que estaba con nosotros todos los días. No estaba esterilizada y lo hicimos. Tuvo una recuperación muy mala y le cogimos todos mucho cariño. Había más gatos, pero era la única que pasaba todo el día con nosotros. Las noches las pasaba por ahí, pero el día…”.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones