Banner Horizontal
ACTUALIDAD COMUNIDAD

La Comunidad establece una deducción de 500 euros en el IRPF por el cuidado de familiares mayores de 65 años o con discapacidad

  • La deducción complementa a la que ya existe para cuidadores que no tienen ese grado de parentesco

  • La nueva medida del Ejecutivo regional beneficiará a cerca de 15.000 familias con mayores a su cargo

  • Además, la Comunidad crea dos nuevas deducciones relacionadas con estudios universitarios y adquisición de vivienda para jóvenes

Los madrileños que tengan a su cargo a familiares mayores de 65 años o con algún tipo de discapacidad se beneficiarán del nuevo paquete de deducciones fiscales de la Comunidad de Madrid. El consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, ha visitado la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Torrejón de Ardoz (Torrafal), donde ha explicado las ventajas fiscales que está tramitando el Gobierno regional y a las que podrán acogerse estos cuidadores en el ámbito familiar.

De esta forma se establece una deducción en el IRPF por el cuidado de ascendientes, destinada a fomentar la convivencia y atención a las personas mayores vinculadas por parentesco. En concreto, se establece una deducción de 500 euros por cada ascendiente mayor de 65 años o con algún tipo de discapacidad y que conviva con el contribuyente.

De esta nueva deducción se beneficiarán un total de 15.000 familias con mayores a su cargo. Además, complementa la deducción ya vigente de hasta 1.500 euros por acogimiento de mayores de 65 años que no tuvieran vinculación de parentesco o que tengan algún tipo de discapacidad igual o superior al 33%.

Deducciones de carácter social

El Gobierno regional está tramitando otras dos deducciones de carácter social. Una de ellas está dirigida a los jóvenes que quieren emanciparse y para ello necesitan acceder a una vivienda. Por ello, la Comunidad de Madrid permitirá a los menores de 30 años deducirse de la cuota íntegra del IRPF el 25% de los intereses que genere la hipoteca que hayan tenido que solicitar, siempre que sea la vivienda habitual y con un máximo de 1.000 euros anuales.

También dirigida a los más jóvenes está enfocada la tercera de las deducciones, en este caso para favorecer la igualdad de oportunidades en el acceso a los estudios e incentivar el talento. Por ello, aquellos que tengan que recurrir a la financiación para costear los grados universitarios, máster o doctorados, podrán deducirse de la cuota íntegra del IRPF el 100% de los gastos por intereses de los préstamos solicitados en esos niveles académicos.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones