ACTUALIDAD COMUNIDAD REPOR SALUD

Las dietas milagro vuelven a reinar entre los peligros del inicio de año

 

El nuevo año viene cargado de buenos propósitos: dejar de fumar, hacer ejercicio, aprender idiomas… y la estrella de los buenos propósitos: adelgazar. Pero en ocasiones, las prisas para conseguir el objetivo nos aboca a las dietas que se han venido a denominar “Dietas Milagro”.  Se tratan de planes de adelgazamiento que prometen hacer bajar cantidades elevadas de peso a una velocidad avismal. 

Cada año, el 12 por ciento de los madrileños realiza una dieta para adelgazar, informan desde la Consejería, siendo esta cifra de hasta el 31 por ciento entre los jóvenes. Para que estas dietas no afecten a la salud y resulten efectivas es necesario constancia, paciencia y, sobre todo, evidencia científica.

Detectar una dieta milagro

A lo largo de los años han surgido una serie de “dietas mágicas” que aseguran la perdida de peso en pocos días sin esfuerzo o casi sin ninguno. Suelen ir acompañadas de recomendaciones basadas en mitos y creencias irracionales y en contradicción con la evidencia científica.

Dentro de estas “dietas mágicas” hay distintos tipos, como las “adelgazantes” y dietas “excluyentes”. Entre las primeras, se encuentran las hipocalóricas desequilibradas, que se caracterizan por un bajo contenido de energía obtenido de un consumo de alimentos poco variado, y con carencias de nutrientes. También están las disociativas, basadas en el consumo de todo tipo de alimentos, pero no durante la misma comida. En cuanto a las dietas excluyentes, están centradas en eliminar en el régimen algún nutriente y que pueden conducir a problemas de salud irreversibles. En los últimos años, han cobrado fuerza las dietas basadas únicamente en líquidos. Sustituyendo todas las comidas del día por una serie de zumos de frutas y vegetales que deben consumirse en determinadas horas. Todas ellas son desaconsejadas por Sanidad.

En varias ocasiones, puede que muchos de nosotros hayamos estado realizando una dieta milagro y ni si quiera nos hayamos percatado de ello. Las características principales de este tipo de dietas son: No tienen base científica alguna, sus cualidades no están demostradas y exageran sus efectos adelgazantes. 

Claves para perder peso de forma saludable y segura

Lograr un balance negativo de calorías no está relacionado únicamente con la reducción del consumo de calorías o la reducción del consumo de alimentos, si no conseguir una dieta saludable e implica básicamente reducir la ingesta y quemar más calorías. 

No saltarse las comidas, hacer entre cinco y seis comidas diarias incluyendo en todas fruta o verdura, evitar alimentos muy calóricos. El agua también juega un papel clave en la dieta, se aconseja beber ,al menos, dos litros de agua diarios.

A eso hay que añadirle deporte siempre acorde a nuestro nivel de vida. A pesar de que mucha gente lo relaciona con ejercicios de alto nivel y gimnasios. Sn embargo basta con caminatas, montar en bici, ejercicios al aire libre… 

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones