Banner Horizontal
ACTUALIDAD SOCIEDAD

La capacidad de adaptación del sector del juego en España

Banner Horizontal

El ocio siempre ha tenido un papel fundamental en la historia de nuestra cultura y en la civilización occidental. Una necesidad humana cuya repercusión positiva se refleja en la calidad de vida de las personas. La visión clásica del ocio se transformó con el paso de los años en una visión más moderna centrada en el juego.

De hecho, el juego se ha convertido en una de las actividades esenciales en la sociedad. Como afirmó Friedrich Schiller (dramaturgo, filósofo, historiador y poeta alemán), “El hombre sólo es plenamente hombre cuando juega”. Una actividad que ha experimentado un cambio de época debido a la revolución tecnológica, transformándose en un importante sector económico del país.

Desde la legalización del juego en España en 1977 hasta la actualidad, el sector del juego se ha consolidado hasta tal punto que representa en torno al 3% del producto interior bruto (PIB) nacional.

El crecimiento continuo experimentado por la actividad del juego en los últimos años arrancó con la regulación de esta materia gracias a la aprobación de la Ley 13/2011 de 27 de mayo, que desembocó en la creación de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), órgano de gestión adscrito al Ministerio de Hacienda. Un contexto regulatorio que ha beneficiado a que la industria del juego se convierta en una fuente de ingresos inagotable para el Estado, principalmente a través de los impuestos.

Cambio de ciclo

El sector del juego siempre se ha caracterizado por ser un espacio abierto a la transformación de la sociedad. Una industria que, como ocurre con otros sectores, se encuentra inmersa en los profundos cambios de hábitos de consumo impuestos por la irrupción de las nuevas tecnologías. Una adaptación a los nuevos tiempos como única forma de supervivencia con la que ha cautivado a la generación de los millennials.

Durante 2012, la actividad del juego era principalmente presencial. Un ocio físico que ha padecido un agónico descenso frente al consumo online de los segmentos de población jóvenes. A pesar de ello, los dos mercados siguen conviviendo en el territorio español y se encuentran completamente recuperados de la grave crisis económica que afectó al país desde 2007 hasta 2014, que estuvo a punto de acabar con el sector.

El cuarto informe trimestral del año sobre la evolución del mercado del juego online, que corresponde al periodo de octubre a diciembre de 2018, elaborado por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), señala que el sector del juego online movió más de 4.842,05 millones de euros (en términos de cantidades jugadas) en España.

Unas cifras que muestran la madurez de una industria imparable que sigue mostrando síntomas de crecimiento año tras año. Una progresión ascendente que contrasta con los números del segmento presencial, que se muestra incapaz de recuperar las cifras obtenidas antes de la crisis económica, al menos en cuanto a beneficios, debido a que tiene que luchar contra los nuevos hábitos de consumo de la sociedad, cada vez más propensos al ámbito digital.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones