Banner Horizontal
ACTUALIDAD AYUNTAMIENTO OPINIÓN

Editorial 51: Votos en las urnas, no en las Redes

Banner Horizontal

Hace cuatro años y un mes, el entonces portavoz del PP, propuso un pacto a tres (PP, ULEG y Cs) para que Leganés no fuese gobernado por la izquierda. El desafecto se tradujo en desacuerdo y el acuerdo en un pírrico gobierno socialista de seis ediles. Santiago Llorente se puso al frente, creó 11 direcciones generales y cuando se cumplían cuatro años de la propuesta del 2015 (el 26 de mayo) elevaba a 10 sus concejales.

El no acuerdo a tres bandas de aquellos 14 concejales (ULEG, PP y Cs) facilitó cuatro años de gobierno, los cuatro años de gobierno facilitaron cuatro concejales más, los cuatro concejales más han facilitado un gobierno al que se ha sumado de hecho Más Madrid y, de urna en voto secreto, Ciudadanos. La investidura del socialista Llorente con 15 concejales es, otra vez en Leganés, el resultado de la aplicación de la táctica del miedo.

Del miedo a que un supuesto cambalache entre ULEG, Podemos, PP y Cs le hubiese dejado fuera. Alguien pidió voto secreto y alguien aprovechó el voto secreto para dejar con cara de idiotas a los demás.

Ciudadanos debería explicar a la ciudadanía, sus votantes y los que no, las razones por las que apoyó a Llorente

Ciudadanos debería haber explicado las razones del innecesario regalo del voto de tres concejales al socialista Llorente. No lo han hecho y no tiene mucha pinta que de momento lo vayan a hacer. Fue un innecesario regalo porque con haberse votado a sí mismos les valía para haber evitado el miedo escénico. Eran 12-11. VOX no se sumaba al supuesto cambalache.

La verdadera razón, porque en política todo se sabe siempre, se desvelará en las próximas semanas, en los próximos meses o durante los años de este mandato ya iniciado. Lo raro de esto es que dos de los tres ediles que son unos recién llegados a Leganés se hayan prestado a una maniobra cuya consecuencia o les alcanza solo a ellos o su nivel de generosidad está muy cercano al de la madre Teresa de Calcuta. Todo es posible en Leganés.

La política de la transparencia consiste en decir a cara descubierta lo que hacen con su voto secreto

El problema de vedad es que el mandato nace viciado desde el primer minuto. Todo lo positivo que puede tener la formación de una mayoría suficiente para que el gobierno no tenga excusas en la toma de decisiones y en la ejecución de las mismas tiene de negativo que se ha generado un entorno de desconfianza entre los socios del mismo gobierno.

Los ediles de Leganemos no sabían lo que iba a votar Ciudadanos (la foto de la página 5 de este número es reveladora). El alcalde Santiago Llorente aseguró que él sí lo sabía. Si antes de empezar ya encuentran un punto de fricción habrá que ver cuando el PSOE se arrime a su propia derecha ideológica a la hora de tomar y asumir algunas decisiones que serán necesarias como reacciona la izquierda de su gobierno. Y la duda es si Ciudadanos será gobierno con el PSOE y los errejonistas de Leganemos. Lo normal es que no. No se necesitan, pero como dice el final de dos párrrafos anteriores: Todo es posible en Leganés.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones