Banner Horizontal
ACTUALIDAD SALUD SOCIEDAD

Medidas a seguir para la apertura y disfrute de las piscinas

Banner Horizontal

 

 

  • En el documento publicado por el Gobierno está consensuado con las CCAA y el sector, establece las medidas preparatorias necesarias para la apertura de las piscinas cuando así se establezca en función de las fases del Plan de transición hacia una nueva normalidad

  • No hay evidencia de que el virus que causa la COVID-19 pueda transmitirse a las personas a través del agua en piscinas, jacuzzis o spas

  • Las recomendaciones están centradas en la limpieza y desinfección adecuadas de las superficies de las zonas comunes y el respeto de las distancias mínimas de seguridad

Son muchas las medidas de prevención que hay que tomar preapetura de la instalación. Estás tiene que ser: prevención de riesgos laborales para socorristas y tabajadores, ventilación de espacios cerrados, limpieza y desinfección de mobiliario así como la descripción de plan llevado acabo, productos desinfectantes, bares y zonas deportivas y tratamiento del agua de los vaso.

En cuanto a la prevención de riesgos laborales para socorristas y trabajadores cada ayuntamiento o titular de la instalación elaborará o actualizará el protocolo con todas las medidas en materia de prevención de riesgos laborales.

En orden de prioridad, estas medidas incluyen: evaluar el riesgo de cada puesto de trabajo, proporcionar información y formación sobre cómo prevenir el contagio, distanciamiento físico de 2 metros, reforzar la higiene personal de lavado de manos e higiene respiratoria, limpieza y desinfección de los espacios y superficies y, en ciertas situaciones, el uso de equipos de protección, teniendo en cuenta que la mejor protección de los trabajadores se obtiene a través de una combinación de todas las medidas disponibles.

Ventilación

Sobre la ventilación de los espacios cerrados, habrá que tener en cuenta la ventilación de vestuarios, baños y salas técnicas. El hacinamiento y la ausecia de ventilación son factores que favorecen la trasmisión del virus. Se recomienda abrir puertas y ventanas exteriores para aumentar la circulación de aire en el área. Esperar el tiempo que sea necesario antes de comenzar la limpieza y desinfección. En el caso de que la ventilación se proporcione a través de medios mecánicos, estos deben conservarse en buen estado de mantenimiento, limpieza y grado de desinfección adecuado.

Otra media será la limpieza y desinfección de mobiliario dónde se debe diferenciar entre la finalidad de la limpieza, como medio de eliminar suciedad e impurezas, y para la cual nos ayudamos de productos como agua y detergentes; de la desinfección, destinada a eliminar o reducir significativamente la carga microbiana de las superficies.

Por ello, es muy importante que se realice una exhaustiva limpieza antes de proceder a la desinfección, ya que ésta carece de eficacia si la superficie no ha sido previamente desprovista de suciedad que puede servir de refugio a los microorganismos.

Para todo ello es importante tener en cuenta que hay que identificar los diferentes equipos, materiales o instalaciones susceptibles de limpieza o desinfección (vaso, escaleras de acero inoxidable, duchas, material auxiliar de clases, vestuarios, rejilla perimetral, botiquín, filtros de aire, paredes, taquillas…), enumerar los utensilios empleados así como los productos utilizados en casa caso. Por último, se recomienda dejar correr el agua de las duchas, fuentes, lavapiés, bar y servicios para que se renueve toda la que había quedado retenida en las tuberías.

Un factor a tener en cuenta serán los desinfectantes usados, se podrán utilizar desinfectantes como diluciones de lejía 1:50 recién preparada o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida que se encuentran en el mercado y que han sido autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. En las tareas de limpieza y desinfección se prestara especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuente como grifos, barandillas, pomos de puertas, etc.

En los bares y zonas deportivas deberán seguir los protocolos correspondientes establecidos para este sector. En las instalaciones deportivas se garantizará la limpieza y desinfección previa a la apertura de la piscina.

Por último, en cuanto al tratamiento del agua de los vasos será importante la depuración física y química del agua así como su renovación mediante adición de agua de aporte. Habrá que realizar controles operativos o rutinarios que ponen de manifiesto la eficacia de las actuaciones.

Aforo y control de accesos de instalaciones públicas

En cuanto a las medidas básicas los usuarios y trabajadores instalaciones deberán observar las medidas de distancia social y el resto de medidas recomendadas. Sobre las personas vulnerables también podrán hacer uso de estas instalaciones, siempre que su condición clínica esté controlada y lo permita, y manteniendo rigurosas medidas de protección. Además, todas las operaciones correspondientes que se lleven a cabo, debido al COVID-19 deberán quedar anotadas y descritas en los registros correspondientes, como operaciones ante situación excepcional de cierre por alerta sanitaria, dentro del documento de autocontrol de la instalación.

Sobre las medidas de aforo y control de accesos, los usuarios a las instalaciones se realizará teniendo en cuenta su aforo y siempre respetando la posibilidad de que dentro de la misma se asegure una distancia preventiva mínima de al menos 2 metros.

Estas medidas se aplicarán especialmente en la zona de recepción, los vestuarios y duchas y guardando la distancia entre taquillas mediante el cierre de algunas de ellas. Se propone como medida restrictiva de aforo al menos doblar la superficie por persona en los espacios al aire libre y triplicarla en los espacios cubiertos. Para el acceso, dibujar o colocar bandas en el suelo de recepción que marquen las distancias mínimas entre personas (2 metros) que esperan en el mostrador. La venta de abonos y entradas estará limitada proporcionalmente al foro permitido en la instalación. Y por último, si la instalación lo permite sería conveniente tener una zona de entrada y otra de salida para evitar cruces.

Medidas generales para usuarios de instalaciones públicas

El protocolo señala que los establecimientos deberán contar con sistemas para la desinfección de manos a la entrada e incorporar un sistema de limpieza y desinfección de calzado a la entrada así como recomendar el uso de calzado exclusivo dentro de la instalación. Además, se pondrá a disposición de los usuarios una bolsa de plástico para material desechable que se deberá depositar convenientemente cerrada en un cubo de basura (con tapa y pedal) a la salida y se favorecerá el pago con tarjeta de crédito o a través de aplicaciones móviles.

También se hace hincapié en la importancia de la difusión de mensajes de prevención mediante carteles y/o megafonía. Los carteles recordarán buenas prácticas de higiene pública como ducharse antes de entrar a la piscina o lavar los trajes y las toallas de baño, para eliminar todas las bacterias o virus

Medidas en las zonas comunes de instalaciones públicas

Las instalaciones deben contar con una distribución espacial de al menos 2 metros entre los usuarios que estará señalizada en el suelo. Todos los objetos personales como toalla, botes de crema, calzado de uso exclusivo, mochilas, etc. deben permanecer dentro del perímetro de seguridad establecido y evitar el contacto con el resto de usuarios.

Se deberá realizar limpieza y desinfección de las zonas de estancia y de tránsito de los bañistas, al menos 2 veces al día, haciendo especial hincapié en las zonas más frecuentadas como vestuarios, aseos, taquillas, duchas y lavabos.

Recomendaciones para el uso de las piscinas privadas comunitarias

La medidas que se deberán adoptar dentro del recinto del baño serían: en cuanto al aforo habría que reducirlo entre un 50% y un 75%. Se deberían establecer turnos para el acceso a la piscina. Se deberán suprimir ejercicios o actividades físicas dentro de la piscina. Además, se deberán realizar análisis microbiológicos del agua antes de la apertura y una anlítica al mes durante el tiempo que dure la temporada del baño. Para extremar la protección se recomienda la desinfección con cloro dosificado -en pastillas o líquido- o electrólisis de sal y la medición constante de los niveles de pH (entre 7,2 y 7,6) y de cloro, así como la regulación automática de estos parámetros. Los menores de edad deberán siempre estar acompañados de un adulto para garantizar la distancia de seguridad.

Por otro lado, las medidas que se deberán tomar para las inmediaciones del recinto serían: será obligatorio el uso mascarillas y guantes en el recinto (la comunidad de vecinos deberá habilitar puntos específicos de recogida del material). No se podrá apoyar las toallas en vallas perimetrales y se deberá usar gel hidroalcohólico en la entrada y salida del recinto de baño. Además, los usuarios se deberán duchar al menos un minuto a la entrada y salida del baño. Habrá que retirar las hamacas o tumbonas de uso comunitario. Habrá que cerrar los baños y vestuarios.

Por último, las comunidades tendrán un papel fundamental a la hora de trasladar la información a los vecinos. Deberán colocar carteles informativos con las principales normas en lugares visibles. Las Comunidades deberán garantizar el cumplimiento de las distintas medidas de seguridad establecidas y tendrán que determinar la forma de proceder. Deberán determinar el control y tiempo de acceso al agua de cada usuario, especialmente en las horas de mayor afluencia. También la forma en que se mantendrán limpias y desinfectadas las zonas comunes.

Información

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones