ACTUALIDAD DEPORTES FUTBOL

Victoria (1-0) de oro, incienso y mirra del Lega ante la Real Sociedad

  • Un remate de Gabriel con la parte externa del muslo permitió a los blanquiazules sumar los primeros tres puntos del año

  • Tras un mal primer tiempo, Garitano modificó las cosas con la entrada de Omar Ramos

  • Zaldua tuvo en sus pies en su cabeza dos de las ocasiones más importantes del equipo pepinero

  • Omar Ramos volvió tras más de tres meses, al igual que Guerrero que disfrutó de minutos

CRÓNICA: @juanma_alamo – FOTOS: @jesustroyano110

Victoria de oro, incienso y mirra del Leganés ante la Real Sociedad porque los pepineros han sumado 24 puntos en 17 partidos de la primera vuelta, oro puro. Son el tercer equipo menos goleado de Primera, tras Barcelona y Atlético, incienso oloros. Han logrado 13 goles en 17 partidos y eso les ha dado para semejantes cifras, mirra pegajosa para los demás rivales.

Cuando estábamos aterrizando en el partido empezarona verse  cosas que a la postre podrían resultar determinantes. Garitano ha creído en Gumbau en el medio centro como escudero del Marsical Pérez (Rubén). Por  mor de lo que tiene se inventó una línea de tres con ElZhar, Gabriel y Eraso. Mira por donde de esa línea nacería el primer zapatazo serio.

Beauvue no supo sacar partido a una complicada acción que había iniciado el brasileño en la presión. Al final le cayó al ‘8’ que se inventó un derechazo que el portero donostiarra Rulli debió estirarse tanto para mandarla a corner que se hizo daño en la caída. El Lega acababa de enseñar los dientes y eso ya era algo en un compromiso que se antojaba complejo.

Repitieron cuatro titulares

Y, sin querer incidir demasiado en la evidencia, Gabriel es un futbolista que está muchos escalones por encima. Si además quiere, ya sea en la presión o en la creación, el Leganés gana mucho enteros. Gabriel es uno de los cuatro – junto a El Zhar, Rubén Pérez y Gumbau – que repitió con respecto al equipo de la Copa ante el Villarreal.

Empezaba a parecerse tanto la cita al compromiso copero que las sensaciones de ‘partido táctico’, ‘control de los entrenadores’… Todas esas cosas que se justifican para intentar explicar lo insoportable de este tipo de citas en los que el partido va y viene hacia ningún sitio hasta que decide ir hacia algún lado.

Los insignificantes detalles

Cayendo hacia el 29, el ruidillo de la grada se hizo algo más latente tras un esteril ataque donostiarra y la respuesta de Beauvue que tampoco tuvo más que salir del incómodo letargo que provocaba el frío en una mucho menos poblada grada que de costumbre. Igual la nevada (¿?) impidió a los incondicionales del Lega llegados allende las fronteras de la ciudad acercarse a Butarque.

Leganes Real Sociedad LaLiga Jornada 18Luego ya el ruido se hizo más grande cuatro minutos después cuando los pepineros reclamaron con insistencia, desde el campo y después desde la grada, una amarilla a Zurutuza por jugar con la mano un balón. Era tarjeta, no la sacó Estradas y segundos después pagó Willian José los platos rotos.

Y es que un partido táctico puede tener algo, pero al que suscribe no le gustan los partidos tácticos sin presión, sin tensión, sin insistencia, sin ahogar al contrario, sin buscar huecos… Eso es exactamente lo que se exhibió durante la práctica totalidad de la primera parte.

Salvo otro despertar de Odriozola y una gran prada de Pichu a seis del descanso. Y otro paradón a cuatro con disparo de Illarramendi. La cosa ya pintaba de otra manera para la Real. El Lega se iba a ir al descanso con síntomas de catarro futbolístico. Y el “antigripal” parecía ser Omar Ramos que se puso a calentar antes del descanso. ¿El Zhar? Bien gracias. Vamos que iba a seguir en el campo

Segundo acto

Y se confirmó el cambio. Mucho tiempo después Omar Ramos (uno de los futbolistas devoción de Garitano) entraba en el campo más de tres meses después. La entrada ordenó el centro del campo, ahora eran cuatro con Gabriel donde le gusta jugar, y Eraso adelantó la posición para aumentar la presión. A priori, todo era positivo.

Tan positivo que, como ocurriera en el primer tiempo, Zaldua pisó el área de Rulli a los tres minutos y probó de nuevo las manos del portero. El partido tenía otra pinta… O eso parecía. Y lo parecía por esto, más por dos acciones consecutivas del Leganés que había descubierto esa maravillosa palabra que es la intensidad. Se dio cuenta la grada y hasta la Real de que la cosa empezaba a pintar en bastos.

La Real, sin soluciones

Eusebio Sacristán no encontraba la fórmula para darle soluciones al diferente partido que había planteado Garitano en la segunda parte. Si bien es cierto que las ocasiones costaban un mundo que se dejaran ver, no es menos verdad que los blanquiazules (por deferencia pepinera) no encontraban el modo de cambiar el curso de un partido más profundo y abierto.

Pero todos esos síntomas favorables a los intereses locales, que por cierto es ese equipo al que cuesta un mundo hacerle un gol, no se traducían en insistentes ocasiones de gol, dado que las pocas que habían eran demasiado intermitentes y esporádicas. El técnico txuri-urdin optó por Juanmi como opción ofensiva para mandar al descanso anticipado a Canales.

Último cuarto

Tramo final con sorprendente cara pepinera al césped: Miguel Ángel Guerrero. Si el Lega quería aguantar la presión que hacía durante momentos necesitaba piernas frescas. Y nada más aparecer por el frío Butarque fue testigo de un curioso remate de cabeza de Zaldua  que se fue al larguero.

La Real tenía un porcentaje de posesión que prácticamente duplicaba al Lega. El Lega tenía la sensación de que podía ganar el partido. Y llegó el gol de la manera más inimaginable y revisable. Una falta desde el lado izquierdo que, parece que no peina Ezequiel, y con la parte externa del muslo empuja Gabriel al fondo de la portería de Rulli. Quince por delante y una victoria en las manos de las que vale su peso en oro.

Nadar y guardar la ropa

No tenía otra el Lega que sufrir los 15 minutos que quedaban por delante. Los tres puntos tenían valor y precio. Y El Zhar dio paso a Bustinza. Tres centrales. Había que defender con uñas, dientes y lo que fuese esos tres puntos. Es que como el que no quiere la cosa, la broma suponía meterse en 24 puntos con dos partidos para cerrar la primera vuelta.

La Real estaba a la desesperada y el Lega con poco que sacase partido a la desesperación donostiarra podía, sin locuras ni disparates, ampliar la diferencia. Pero lo mejor que pudo pasar es que el gol de Gabriel dejó la victoria en Butarque. La pinta vuelve a ser muy buena. ¡Qué dure!

LaLiga, Jornada 18ª
CD LEGANÉS, 1; REAL SOCIEDAD, 0
CD. LEGANÉS: 1. Cuéllar; 20. Zaldua, 19. Ezquiel Muñoz, 16. Mauro Dos Santos, 15. Diego Rico; 21. Ruben Perez, 6. Gumbau (23. Omar Ramos, 46′); 10. El Zhar (3. Busrtinza, 80′),  8.  Gabriel, 17. Eraso;  y 12. Beauvue (9. M. Guerrero, 68′).
REAL SOCIEDAD: 1. Rulli;  19. Odriozala, 22. Raúl Navas, 3. Llorente (20. Kevin Rodríguez, 78′), 6. I Martínez; 4. Illara, 10. Xabi Prieto (21-Bautista, 83′), 17. Zurutuza; 16. Canales (7. Juanmi, 65′), 12. Willian José y 18. Oyarzabal.
ÁRBITRO: Estradas Fernández (Catalán). Amonestó a los visitantes 12. Willian José (33′).
GOLES: 1-0 (75′). Gabriel, con el lado exterior del muslo derecho, tras botar Omar Ramos una falta.
INCIDENCIAS: Estadio de Butarque. Partido disputado a las 12:00 Mañana muy fría. 7.523 espectadores.

leganes real sociedad (2)

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones