ACTUALIDAD SUCESOS

Una octogenaria de Leganés robada en su domicilio por el curioso método de la “extrema amabilidad”

  • El ladrón se ganó la confianza de la anciana con tal amabilidad que le introdujo en su casa

  • Le dijo a la señora que tenía tres joyerías en Sevilla y que quería hacerle unas fotos a sus joyas para hacerle réplicas

Una octogenaria de Leganés ha sido robada hoy en su propio domicilio por un método que bien podría considerarse como el de la “extrema amabilidad”. El relato del método en el que un individuo se ha llevado de la casa de la anciana las alhajas que allí tenía así lo revela.

Alrededor de las una de la tarde, la señora volvía de hacer una compra en el un supermercado de la ciudad. Al llegar al paso de cebra de la Avenida de Gibraltar más cercano a la Avenida de la Lengua fue abordada por un hombre, de unos 50 años, mediana estatura, de nacionalidad española y extremadamente educado. Él mismo entabló conversación con ella asegurándole que era amigo de su hijo y que se conocían del barrio donde vive la octogenaria.

Vínculo de confianza

Establecido el vínculo de confianza, ni corto ni perezoso le indicó que era “médico en Sevilla y que tenía tres joyerías”. Con celeridad le apuntó a una pulsera de oro y un anillo que llevaba puesto la señora. Le dijo que tenía que un amigo tenía que hacerle unas fotos a las joyas para poder hacer unas réplicas al tratarse de unas alhajas con muchos años.

La mujer dio por buena la explicación, ante tanta amabilidad, e incluso el ladrón la introdujo en su coche para acercarse a ver al supuesto amigo que iba a hacer las fotos. El coche, de gama alta y color gris pero sin identificar la marca, estaba aparcado en la Avenida del Doctor Martín Vegué. Cogida del brazo del personaje la mujer de 80 años se introdujo en el coche.

Ruta del coche

El coche emprendió la ruta desde el lugar donde estaba aparcado: Avenida de Fuenlabrada, rotonda de los cabezones, Avenida del Dos de Mayo. Cuando se encontraban en el Paseo de la Ermita, camino del Cementerio, la anciana espetó al tipo señalándole que estaba esperando que le llevaran la compra que acaba de hacer en un supermercado de la ciudad, por lo que al indicarle donde vivía, con toda la sangre fría del mundo, el tipo del coche dio la vuelta en el paseo de la ermita y se dirigió  la casa de la anciana.

Allí estaban esperando los repartidores del supermercado. Las cuatro personas subieron al domicilio de la octogenaria. El nivel de confianza establecido por el ladrón y la anciana llegó al extremo que ésta le apuntó que tenía alguna joya más por si quería hacer las fotos. Ni corto ni perezoso cogió todas las joyas que había en la casa y se marchó con ellas. Eso sí, al salir por la puerta, le aseguró a la mujer que le devolvería las joyas cuando terminasen de hacer las fotos.

Evidentemente ni ha habido fotos, ni fotógrafo, ni devolución absolutamente de nada. Solo un robo. Robo que la familia de la anciana robada sospecha que pudiera tener alguna relación con pequeños hurtos de joyas que se han venido sucediendo en el domicilio. “Estos pequeños hurtos se han repetido en las últimas semanas desde que comenzaran a entrar en el domicilio personas que realizan tareas de ayuda a personas dependientes”.

Según un familiar cercano a la anciana, “el nivel de conocimiento que tenía el canalla que se ha llevado las cuatro cosas de valor que tenía en la casa parece propio de alguien que conoce perfectamente lo que tenía que hacer”. Sin embargo ha querido aclarar que “no quiero decir que alguna de la decena de personas que ha mandado la Comunidad de Madrid en poco más de tres meses tenga algo que ver, quiero decir que desde que están yendo se han repetido esos pequeños robos de joyas pequeñas. Y todo ha culminado con lo de esta mañana”.

Designed by jcomp / Freepik

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones