ACTUALIDAD REPOR SOCIEDAD

Cumple 104 años el ‘abuelo’ de Leganés, Salustiano Toribio, el primer vecino de Sanni

REPORTAJE @juanma_alamo

Salustiano Toribio apadrinó hace tres años el nacimiento de nuestro periódico. Con este centenario vecino de Leganés quisimos nacer con su memoria como recurso periodístico. Aquel octubre de 2015 cumplía 101 años. El día 16, cumplirá 104. Por decisión personal ha cambiado su vida diaria, para ayudar más a los suyos.

Pero su frescura mental y su relato siguen siendo el mejor atractivo de este hortelano pepinero que el 31 de diciembre de 1956 se convirtió en el primer vecino de San Nicasio. “Don Aurelio Mendiguchía Carriche – el médico que da nombre a la calle donde está su casa – me dijo que me fuera de la casa en la que vivía en la calle del Charco -hoy la sede local del PSOE- porque tenía mucha humedad”. Aquel 1 de enero de 1957 “amaneció chispeando y nevando”, recuerda a la misma velocidad que rememora como “Félix el confitero se tomó una copita de anís en mi casa aquel día”.

El Dr. Mendiguchía Carriche me dijo que tenía que cambiarme de casa

Para poder hacer la casa necesitaba recuperarse de una enfermedad, terreno y dinero para hacerla. Su jefe, Antonio García Cuadrado, le cedió el terreno donde construir. “Yo tenía el mismo dinero que uno que se está bañando”, asegura entre sonrisas. “Pedí primero un préstamo de 10.000 pesetas”.

Poco a poco fue viendo crecer la que iba a ser su casa en mitad de aquellas tierras. “Entonces aquí no había nada. Era campo de secano. La huerta empezaba desde lo que hoy es la Plaza de Santo Niño hacia atrás, lo que hoy es Río Manzanares a derecha e izquierda”. El relato le trae a la memoria, siempre con cariño, al hijo que se le murió. “Él fue el que primero al que se le pinchó penicilina”.

El 1 de enero del 57 amanecimos en la casa nueva en mitad del campo

Por entonces el descampado que hoy es el barrio lo cruzaban la vía que aún existe, la militar y otra más de la calle Ferrocarril. “Mucha gente no sabe porque motivo estaba ahí esa vía”. Su excelente memoria recuerda que “al estar tomado Madrid por las fuerzas de Franco, los trenes de Extremadura y Portugal no podían llegar a Madrid. Llegaban hasta aquí y le hicieron un cambio de vía en Leganés. Llegó un momento que solo pasaba ya un día al año, el día de San Fernando, fiesta militar del segundo batallón de Ferrocarril. Los vecinos fuimos al Ayuntamiento y conseguimos que se quitara esa vía de la calle Ferrocarril”.

Salus salpica su historia recordando que su casa se construyó a la par que la de su hermano Pedro, fallecido hace 21 meses con 100 años. “Alrededor de un año tardamos en construir la casa. Cuando estuvieron terminadas las dos casas fuimos el notario Don Pedro Medina”.

Con todo hecho, aquel 1 de enero de 1957 se convertía Salustiano Toribio en el primer habitante del barrio de San Nicasio junto a su familia. Luego llegaron a nuevas casas personas con apellidos muy asociados a la historia de nuestra ciudad: “Juan Mirat o Ramón Seligrat que se vinieron a vivir también aquí a unas casas bajas”.

Entonces las fiestas de San Nicasio eran como las de Butarque, de toda la ciudad

Durante casi 62 años ha visto crecer a un barrio que “perdió su última huerta en lo que hoy es la Plaza del Santo Niño. Era la que quedó encerrada entre los pisos”. Además ha visto como ha ido poco a poco cambiando la configuración de una ciudad que celebraba a su patrón que hoy da nombre al barrio.

Salus y las Fiestas

“Las Fiestas de San Nicasio eran como las de Butarque. Eran unas fiestas grandes. Se bajaba al patrón a la iglesia del Salvador, se dejaba la plaza de toros puesta desde Butarque hasta San Nicasio para los festejos de estas Fiestas”. Ahora ya no pasea a diario por el barrio, pero todos y cada uno de los rincones de uno de los barrios más tradicionales de nuestra ciudad ha sido recorrido por el primero de sus vecinos.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones