ACTUALIDAD DEPORTES FUTBOL LEGA

El Lega se la jugó al cuatro: Fin a 410 días de sequía fuera de casa con un 2-4 al Valladolid ante 400 pepineros

  • Goles en momentos decisivos del encuentro ayudaron al Lega a llevarse a Butarque tres puntos importantes

  • Siovas, Óscar y Carrillo (2), goleadores pepineros en una victoria que termina con una mala racha de treces meses

Crónica de @juama_alamo

Algo debía tener pendiente el Leganés con el número cuatro, porque esperar 410 días para lograr una victoria fuera de casa por 2-4 ante algo más de 400 aficionados pepineros no puede ser casualidad. Han sido muchos meses, trece (igual ahí está la explicación), pero desde luego la maldición puso punto y final sobre el césped del José Zorrilla de Valladolid en una cita que ya forma parte de la historia pepinera.

Después de haber ofrecido sensaciones buenas, tras haber logrado durante dos jornadas seguidas mantener la puerta a cero y habiendo superado con victoria la cita ante el Alavés, el Leganés tenía reválida de importancia en Valladolid. Momento de ver y saber si se mantenía la línea.

Piezas encajadas

Pellegrino enseña ya, pasado el primer tercio del campeonato, el sistema, el once y el modo de ponerlo en práctica. Lo de los tres centrales, dos carrileros de largo recorrido y los tres de en medio se ha convertido en institución incuestionable. Para ello ayudan y mucho los resultados.

Sobre el césped de Pucela la puesta en escena fue con el guion previsible. Tal cual arrancó la disposición de centrales, carrileros y demás. El Lega se “acordonea” (con perdón por el palabro) que es un gusto. Y más si a los diez minutos de partido eres capaz de sacarle rendimiento a un saque de esquina.

Ventaja madrugadora

El sueño de cualquier entrenador. Diez minutos. Córner, cabezazo peinado de Siovas en el primer palo y el Lega se ponía por delante. Situación idílica que suele provocar inercias muy desagradables en el que se pone por delante. Suele mandar el equipo atrás, se suele poner a merced del rival y a esperar. Al Lega le llegó el tanto demasiado pronto.

Supo ir nadando y guardando la ropa. El Valladolid se enzarzó en un modo de hacer que no le llevaba a ningún sitio. Superar al Leganés armado es complicado, hacerlo por los costados cuando juega con cinco es tarea imposible. Pues los pucelanos se empeñaron en tan costosa tarea. No había forma.

Ventaja tranquilizadora

El Lega iba aguantando el tirón. Jugaba a favor de obra y, a poca suerte que tuviera, era cuestión de tiempo. Lo fue. Oscar Rodríguez se empeñó en hacerse protagonista del partido. Lo intentó un par de veces desde lejos. No tuvo suerte hasta que se la encontró toda de cara. El joven jugador remata con el pie y el rechace le viene a la cabeza. Cabezazo y dos tantos de ventaja. Y al refrigerio.

Complicado trabajo tuvo el míster local en ese tiempo. Una reflexiona sobre qué se le dice a un equipo que pierde 0-2, pero algo debió decirles porque en menos de 90 segundos Cuéllar ya había tenido que hacer de las suyas para evitar que la diferencia se recortara. El testarazo a ras de suelo del turco Ünal fue amarrado, con problemas, por el guardameta pepinero.

La pólvora local

Algo de pólvora enseñaba el Valladolid en las botas. Y la pinta era tan agradable para sus intereses que a la tercera llegó la vencida. Alguno dirá que fue la segunda, pero el disparo desde lejos de Nacho Martínez que rechazó el palo fue la segunda. De ese rechace nació el gol local. La defensa se duerme y el balón le cae en mitad del área a Toni Villa que colocó sin mayor problema el 1-2. Todo había cambiado.

El Leganés había desaparecido de la faz de Zorrilla. Su capacidad de maniobra se había reducido a ir de un lado a otro a merced de los de Sergio. Verles ir y venir, abanicando el campo con una paciencia de esas que desesperan a los que defienden y a los que lo ven, pero que es el único camino lógico para los que lo intentan con minutos por delante.

Chaparrones y errores de bulto

El chaparrón fue poco a poco pasando. Pero el precio que se pagaba era alto: Pellegrino había renunciado al sistema hasta defendiendo. En-Nesiry perdió el sitio y se escoró para hacer línea de cuatro defensiva. Los de Butarque tardaron más de 20 minutos en empezar a sacarse de encima las inquietudes vallisoletanas. Pero se las quitó de un plumazo.

Y mira por donde, el Leganés se topó con la suerte de cara. (Perdonen el párrafo entre paréntesis pero en realidad fue una cagada como un piano del portero local Masip). Un exceso de confianza del portero local tras una cesión muy comprometida de Calero  fue aprovechada por una presión extrema de Carrillo para apurar hasta donde pudo y colocar el 1-3. Un resultado larguísimo para el Lega pero el fútbol es así.

El tramo final

El Lega tenía una ventaja de esas que no se pueden perder. El Valladolid se había deshecho en su propia frustración tras el 1-3. Lo tuvo cerca en el inicio de la segunda mitad, pero se complicaron la vida ellos solitos. Por si faltaba algo, Carrillo decidió firmar un doblete, con un segundo tanto de cabeza, que pudo ser triplete de no haber sido anulado un tercero por falta previa.

LALIGA (Jornada 14ª)
REAL VALLADOLID, 2 ; CD LEGANÉS, 4
REAL VALLADOLID: 1. Masip; 18. Antonito (24. Keko, 85′), 4. Olivas, 22. Nacho, 5. Calero; 14. Rubén Alcaráz (20. Duje Cop, 63′), 21. Michel, 11. Verde, 19. Toni (32. Leo Suárez, 76′) ; 10. Oscar Piano y 9. Enes Ünal.
CD LEGANÉS: 1. Cuéllar; 5. J. Silva, 28. Rodri Tarín, 24. Omerou, 22. Siovas, 12. Nyom; 23. Vesga, 21. Rubén Pérez (6. Gumbau, 82′), 27. Óscar (10. El Zhar, 89′); 9. Carrillo (4. D. Rolán, 80′) y 26. En-Nesiry.
ÁRBITRO: Medie Jiménez (Colegio Catalán). Amonestó a los visitantes Rubén Pérez (15′), J. Silva (61′), Nyom (78′)
GOLES: 0-1 (10′) Siovas de cabeza peina hacia atrás en el primer palo a la salida de un corner botado desde el lado izquierdo del ataque. 0-2 (41′) Óscar Rodríguez remata de cabeza tras un rechace despejado de un disparo de él mismo. 1-2 (49′) Toni Villa tras recoger un rechazo del palo de un disparo de Nacho Martínez. 1-3 (65′). Carrillo aprovecha un exceso de confianza del portero Masip. 1-4 (74′) Carrillo, de cabeza. 2-4 (93′) Unal.
INCIDENCIAS: Estadio Municipal José Zorrilla. 16.683 espectadores. 400 de ellos del CD Leganés.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones