ACTUALIDAD AYUNTAMIENTO POLITICA

Veinte claves para entender el bloqueo institucional del Ayto. de Leganés

La particular situación del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Leganés – con la pluralidad derivada de las urnas en 2015 – está salpicando a diferentes instituciones, asociaciones y entidades de la ciudad. La historia es enrevesada y tiene diferentes momentos que LEGANEWS intentará desgranar para entender el porqué de la tensión actual.

Primero.- Las elecciones municipales de 2015 dieron un resultado desconocido hasta la fecha en Leganés: PSOE, Leganemos, ULEG Y PP empataban a seis concejales. Ciudadanos sacó dos e IUCM el que faltaba hasta sumar 27.

Segundo.– ULEG, PP y Ciudadanos no llegan a ningún acuerdo y consienten que gobierne la fuerza más votada en número de votos: el PSOE. Meses después se añade el concejal de IUCM.

Partidos rotos

Tercero.Ciudadanos se desmiembra tras la expulsión del partido de su portavoz Jorge Pérez. El Pleno tiene el primer no adscrito.

Cuarto.- Leganemos expulsa a cuatro concejales de su formación y se queda en dos. Los concejales no adscritos se elevan a cinco.

La ausencia de Presupuesto

Quinto.- El Gobierno PSOE-IUCM no llega a iniciar la tramitación formal de ningún Presupuesto durante toda la legislatura. Gobierna con el último Presupuesto del Partido Popular.

Dicho presupuesto (2014) fue aprobado en Junta de Gobierno Local tras forzar ULEG una minoría en un Pleno, abandonando sus concejales la sesión. Dejaron 11 concejales en la oposición por 12 del entonces gobierno del PP. Estos decidieron abstenerse de sus propios presupuestos para que la negativa del Pleno a su aprobación los mandaran a la Junta de Gobierno Local.

Ese presupuesto y la forma de aprobarlo, recurrida en su momento por PSOE, ULEG e IUCM, fue declarada ilegal ya con el actual gobierno. De hecho, las formaciones políticas que lo forman (PSOE-IUCM) tras recurrir dicho Presupuesto luego recurrieron la sentencia que lo anulaba estando ya en gobierno.

Sexto.– La ciudad se gobierna con aquel presupuesto que aprobó en 2014 el Partido Popular. Cada vez que el gobierno PSOE-IUCM necesita hacer una variación de dicho presupuesto acude al Salón de Plenos bajo la fórmula de modificación presupuestaria. El PP, apelando a la “responsabilidad”, ha sacado adelante una parte importante de dichas modificaciones.

Esto ha provocado no más de una diferencia entre sus militantes e incluso concejales que no entendían ese apoyo tácito al gobierno PSOE-IUCM. La respuesta, hacia dentro y hacia fuera, siempre fue la misma: “el interés de la ciudad está por encima del partidista”.

Posiciones políticas

Séptimo.Unión por Leganés, al entender que esos presupuestos están fuera de la legalidad, por sentencia judicial recurrida, toman la decisión política de no dar un sí a ninguna modificación presupuestaria. Sin embargo, su abstención en los asuntos que consideran de relevancia para la ciudad, no impide la aprobación de los mismos.

Octavo.– Hace pocas semanas, el Partido Popular llevo al Pleno la iniciativa política (no administrativa) de que el ayuntamiento aportara una cuarta parte (500 mil euros) de la necesaria remodelación del único patrimonio artístico histórico que tiene la ciudad: la iglesia de San Salvador.

El gobierno decide apoyar dicha iniciativa política, pero condiciona el inicio del trámite administrativo al ‘Sí’ de ULEG. Ello pese a saber cuál es la intención política de la formación independiente. Y aquí comienza el bloqueo actual.

El vaso colmado del PP

Noveno.- El PP entiende que no iniciar ese trámite administrativo y no llevar al Pleno la modificación presupuestaria correspondiente para dicha subvención a la reforma es la gota que colma el vaso.

Los populares siempre se han referido en estas semanas a la ausencia de diálogo del gobierno y a su negativa a convocar, por ejemplo, la Mesa de Seguridad para buscar soluciones a La Cubierta o la Mesa de Trabajo requerida para los fondos del Plan de Inversiones Regional.

Llegan a acusar al gobierno de ser el responsable, basándose en los informes de los técnicos de la Comunidad, de que, por ejemplo, no llegue el dinero para afrontar las reformas en los colegios.

Décimo.- El PP advierte que ‘colmado el vaso’ no habrá apoyo para la gestión del gobierno PSOE-IUCM hasta que no se pongan en marcha todas las medidas que reclaman: Mesa de Seguridad, Mesa de Trabajo y modificación presupuestaria para reforma de la iglesia. Para ellos es un “basta ya” a la “gestión de espaldas de este nefasto gobierno”, según fuentes populares.

Presión para los Presupuestos

Undécimo.- ULEG, en ese escenario, ofrece de forma incondicional sus seis concejales para, primero, la aprobación inicial de un Presupuesto; y, después, para la definitiva. El gobierno se huele que hay trampa en las indudables alegaciones. Alegaciones que llegarán por parte de la formación local o por parte de entidades sociales.

Duodécimo.Leganemos presenta una batería de medidas, aprobadas en Pleno, para que sean incluidas en un negociación de Presupuestos.

Decimotercero.- El Pleno, a instancias de ULEG, aprueba una moción política para que se ponga en marcha la negociación de Presupuestos.

Plenos provocados

Decimocuarto.– El Gobierno abre el escenario de la negociación con algunas formaciones políticas. Ya se han reunido con Leganemos y Ciudadanos.

Decimoquinto.- El alcalde convoca un Pleno en el que van determinadas modificaciones presupuestarias que afectan a entidades sociales de la ciudad a sabiendas de que la oposición no va a sacar adelante dichas modificaciones.

Decimosexto.- Comienza la presión de las entidades, sociales y/o deportivas, a los partidos políticos para que cambien el sentido de su voto en aras de que dichas modificaciones salgan adelante. No sale ninguna.

Proceder repetido

Decimoséptimo.- El alcalde convoca un nuevo Pleno (lunes 28 de mayo) con dichas modificaciones. Este proceder lo hacía mucho el anterior alcalde, el popular Jesús Gómez. El ex alcalde del PP repetía convocatoria de Pleno para evidenciar que la oposición le tuvo bloqueada la ciudad durante casi tres años.

Decimoctavo.– Las Comisiones Plenarias bloquean el acceso al Pleno de algunas modificaciones. Las concejales no adscritas dan un paso al frente condicionando que los expedientes lleguen al Pleno si el alcalde aprueba una serie de decretos cuya finalidad sea “asegurar la transparencia de la institución y avanzar en cuestiones que necesita la ciudad de forma urgente”, según señalan en un comunicado.

El artículo ‘salvador’

Decimonoveno:  El artículo 85 del ROM. Según ha podido saber LEGANEWS, algún concejal del Pleno podría poner en algún aprieto al nuevo secretario general del Pleno en virtud de dicho artículo del Reglamento Orgánico Municipal.

En el mismo se señala que los expedientes pueden retirarse (tras su discusión) para incorporar al mismo documentos o informes (algo que no sucede). Del mismo modo también dice el artículo que el expediente quede “sobre la mesa, aplazándose su discusión para la siguiente sesión”. Lo que no dice es que pueda hacerse en la siguiente sesión para la siguiente y en la siguiente para la siguiente, etc. etc. Y en esa explicación podría estar la salida.

Vigésimo: La solución, en el Salón de Plenos de Leganés, a partir de las 11:00 del lunes 28 de mayo.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones