Banner Horizontal
OPINIÓN

Editorial (20): “Toque de atención al periodismo”

Banner Horizontal

Este periódico (en sus versiones digital y papel) tomó la decisión de no publicar la información relativa a la denuncia presentada por un periodista al portavoz del grupo popular de Leganés. Y lo hicimos al tratarse de una diatriba entre ambos. Del mismo modo, tomamos la decisión de no dar la resolución de dicha denuncia, al ser la respuesta judicial a la diatriba que mantenían los dos afectados por la misma y, según nuestra opinión, no estar vinculada al desempeño de las tareas como político del citado portavoz.

Sin embargo la absolutoria sentencia contra el político encierra reflexiones que el periodismo de esta ciudad ha de hacerse en voz baja y compartirlas como cada cuál estime conviente. En LEGANEWS lo hacemos por las claras y hasta donde nos dé el detalle por aquí. Si un juez te tira de las orejas es que algo no demasiado bien has hecho. Más allá de aquello de que “los jueces no están para darle la razón al que la tiene si no aquél que lo puede demostrar”.

El juez le ha dicho a un periodista que echa en falta “la verosimilitud y la existencia de una declaración coherente por parte del denunciante”. Lo primero es algo que jamás debe faltar en la condición de periodista, por bisoño que uno sea (como parece ser el caso). Lo segundo es una temeridad que roza lo suicida cuando uno se presenta delante de un juez.

Después de este ‘palo’, otro más: “Quien llega como periodista a la sede de un partido, en este caso del grupo popular, para realizar una entrevista, y nada más hacerlo, es recibido por su portavoz con tres golpes fuertes en la zona de la mejilla y el oído, quedándose en el lugar tranquilamente, leyendo prensa evidencia la citada ausencia”. ¿No les extraña la insolidaria respuesta de los compañeros de profesión en esta ciudad que nadie alzó la voz protestando contra la presunta actitud del portavoz popular?

Y en otro de los siete folios de sentencia, dice la jueza: “Cualquier persona, y más él en su condición de periodista, si el hecho hubiera realmente ocurrido, no cabe duda de que hubiera abandonado el lugar, dirigiéndose inmediatamente a la comisaría a denunciar o, como expuso el señor fiscal, comunicar sin dilación a su jefe lo que había sucedido. Y nada esto hace”. Vamos que nos dice la juez a todos los periodistas que si algo pasa uno se va a la comisaría o a decirle a nuestros jefes lo que pasa. Se agradece el consejo, pero a un PERIODISTA le sobra.

Como conclusión periodística, apuntar que en la ponzoña política que vive esta ciudad desde hace casi 10 años, es normal que pasen estas cosas. Ser parte de la guerra política o ignorar lo que sucede (la otra cara de la misma moneda) son síntomas propios de mercaderes de información, no de informadorescomprometidos con los intereses legítimos de una ciudad que necesita salir del atasco. Lo dijo Orwell: “Periodismo es publicar lo que no quieren que publiques, lo otro son relaciones públicas”.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones

Destacado