atleti
ACTUALIDAD DEPORTES LEGA

Oblak y Cuéllar, responsables de un justo empate entre Atleti y Leganés

  • Los dos porteros evitaron con sus paradas dos ocasiones claras por bando

    El Atleti fue dueño y señor durante la primera parte pero no logró marcar

  • Los rojiblancos, mejor en el primer tiempo; los pepineros despertaron durante la segunda mitad

Banner Horizontal

CRÓNICA: Juanma Álamo // FOTOS: Jesús Troyano y Francisco A. Melero

La destacada actuación de los porteros de Leganés y Atlético de Madrid, Cuéllar y Oblak, respectivamente, resultó decisiva para la suerte de un compromiso en el que las pocas ocasiones claras de las que dispusieron ambos conjuntos se toparon con la manos de los guardametas de ambos equipos.

El Atlético no pudo redimirse del repaso que le había dado el Chelsea en Champions el pasado miércoles y el Lega sigue sacando toda la rentabilidad posible a su no excelsa capacidad ofensiva. Y así las cosas, los dos siguen marcando sus compromisos ligueros en Butarque con empate a cero. Son dos, pero los dos han terminado igual.

Saúl y Koke, en la zurda

Venía dolido el Atlético de Madrid después de lo del Chelsea. Visto el once que proponía Simeone abría mil dudas sobre el sistema, el modo y demás. Al final todo fue mucho más sencillo: Saúl en el lateral zurdo y se acabó la historia. Bueno casí, por delante se encontró con Koke en esa banda. Lo que son las cosas, en ocasiones los dos en el mediocentro, y en Butarque los dos juntitos en la siniestra.

C.D. Leganés 0-0 Atlético de Madrid 30/09/2017

Parecía que todo iba a ser muy táctico. De esos partidos de fútbol que los entrenadores acaban convirtiendo en un insoportable partido de ajedrez y nada más lejos de la realidad. El Atleti asustó desde el principio. No habían pasado 20 segundos y los del Metropolitano ya habían forzado un corner. Ese fue el modelo. El Lega entregado al dominio y al modo de hacer rojiblanco.

Imposible

Garitano no había mandado a los suyos a pelearse contra los elementos, porque menudos “elementos” son los del Cholo. Aquello del lobo herido, llevado a la máxima expresión. Al Lega le costó 30 minutos poder estar más de 15 segundos seguidos en el campo atlético. Y más que nada para asomarse por allí y no mucho más.

A pesar de que el mandamás era el de fuera, el Lega dispuso de una clara en las botas de Beauveu (todo el peligro pepinero estuvo en sus botas). Y el Atleti alguna más, peero la más clara fue una de Saúl que le zumbó muy duro abajo y Pichu desbarató hacia un lado. Y ni el referendum se salvó: minuto 40, al unísono Butarque: ¡Qué viva España!

Cambio de cara

La segunda parte ya arrancó con otra pinta. Garitano se dio cuenta de que no había tenido apenas el balón ni había podido contener los arreones. Solución: más toque con músculo y menos músculo. El Zhar al campo por Brasanac. Muy desencaminado no iba, porque a los 7 minutos de la prolongación ya puso a prueba a Oblak que debió lucirse. Y siete después repitió protagonistas e idéntica suerte.

El Cholo reaccionó todo lo rápido que pudo. Correa fuera, Carrasco dentro, al sitio de Koke y éste a convertirse en el jefe. Era la respuesta al movimiento de Garitano, pero había cambiado piezas y había ido por detrás. Mal movimiento porque había perdido la ventaja. Desde luego el partido se prometía apasionante.

Segunda carta del Cholo

Tras la segunda parada de Oblak, otra vez repitió movimiento el entrenador atlético. En esta ocasión fue Fernando Torres el que entró en el campo por Vietto. Perdonen mi ignorancia pero desconozco la razón de la soberana pitada al “niño”, más allá de que el primer gol de su vida como rojiblanco se lo hizo al Lega hace ya muchos años.

Todo parecía ir demasiado deprisa, pero el técnico atlético quería más ritmo (o menos) y darle la vuelta a todo. Llegó al campo Vrsaljko a jugar de lateral ¡zurdo! Sus razones tendría el Cholo para hacer eso. Los tres movimientos estaban hechos y el de Bergara solo había gastado una bala. El Atleti había cambiado entera la pólvora. Y mira por donde la más clara de la segunda parte nació de la cabeza de Godin que se había quedado en un repliegue y remató de cabeza ajustado, pero ‘Pichu’ Cuéllar le amargó, por segunda vez, las esperanzas a los atléticos.

Último tramo

Y así, con los porteros engrandecidos para desesperación de 20 tipos de campo entraba el partido en el momento final. Recuerdo que Garitano tenía aún dos opciones. La primera fue sacar a un deslucido Gabriel y meter a Gumbau. Está claro que quería balón para el final. Pero el rival se las traía y no iban a entregarse ni a entregar el partido. Torres, arriba de cabeza y cuenta atrás. Fue el primer único síntoma de la renovada pólvora rojiblanca.

Quizás que por aquello de la frescura, el técnico local reservó para los últimos diez minutos la entrada de Amrabat. Se perdía velocidad, se perdía instinto goleador, pero supongo que se ganaría oxígeno para ese tramo final en el que visto lo visto, los dos daban por buena la igualada a falta de sorpresa mayor que no se produjo.

LaLiga. Primera División. Jornada 7ª
CD LEGANÉS, ; AT. MADRID,
CD LEGANÉS: 1. Cuéllar; 20. Zaldua, 22. Siovas, 16. Dos Santos, 14. Raúl C.; 21. Rubén Pérez, 24. Brasanac (10. El Zhar, 46′) ; 17. Eraso, 8. Gabriel (6. Gumbau, 75′), 11. Szymanovski; y 12. Beauvue (25. Amrabat, 81′).
AT. MADRID: 13. Oblak; 24. Giménez, 2. Godín, 5. Savic, 8 Saúl; 11. Correa (10. Carrasco, 53′), 14. Gabi, 5. Thomas, 6. Koke; 17. Vietto (9. Torres, 61′) y 7. Griezmann (16. Vrsaljko, 66′).
ÁRBITRO: Gil Manzano (Extremeño). Amonestó a Rubén Pérez (47′), Szymanovski (77′), Vrsaljko (89′).
Incidencias: Estadio de Butarque. Lleno. 11.454 espectadores.
Etiquetas

Publicidad

  • publicidad%20everys%20ok.gif
  • vw-comatrasa.gif
  • publicidad%20golden%20park%20lateral.gif

Secciones