Banner Horizontal
Exclusiva Suicidio Diego
COMUNIDAD EDUCACIÓN SUCESOS

LEGANEWS accede al sumario de un caso cerrado por la justicia con la duda de los padres

Banner Horizontal

EXCLUSIVA – INVESTIGACIÓN

Los detalles de lo que ha sucedido desde el suicido del niño leganense hasta esta misma tarde

La investigación, los datos, la justificación del cierre del caso, la opinión del colegio…

Los padres quieren demostrar que el acoso escolar, no demostrado, fue la causa del suicidio

Una información de JUAN MANUEL ÁLAMO

El 14 de octubre, el niño leganense Diego (11 años) se quitaba la vida en su domicilio de Zarzaquemada  al precipitarse por una de las ventanas de su casa, dejando una carta en la que, con una madurez impropia de la edad y de la decisión, señalaba, entre otras cosas, su falta de deseo de ir al colegio en el que estudiaba (Nuestra Señora de los Angeles, en Villaverde) y se despedía, uno a uno, de las personas que parecen más importantes de su vida, consumando un inexplicable suicidio.

Aquel día comenzó una historia, que parecía cerrada hasta que el diario ‘El Mundo’ publicó en su edición del miércoles 20 de enero la carta que dejó el pequeño Diego, así como en su página web un vídeo con los padres del niño, lo que ha provocado una tremenda conmoción y revuelo mediático que está llevando a la gran mayoría de los medios de comunicación a hacerse eco de lo sucedido y a despertar una noticia que parecía olvidada desde días después del fallecimiento del menor.

LEGANEWS ha tenido acceso al sumario, a fuentes de la investigación, a fuentes judiciales, al portavoz de la familia, a fuentes cercanas al colegio, al abogado de la familia, a fuentes de la Comunidad de Madrid e intentará detallar en esta información, con un lujo de detalles que en ocasiones puede resultar hasta desagradable, lo ocurrido desde el hecho del fallecimiento de Diego hasta la fecha de hoy.

Exclusiva Suicidio Diego
Y lo haremos con el mismo respeto con el que en su momento decidimos no dar información de la misma, puesto que lo único que dijimos entonces es que “según fuentes de la investigación, no había indicios de que se hubiese producido acoso a Diego y, por lo tanto, tanto la Policía como el Juzgado descartaban el hecho”.

El 21 de enero de 2015 la situación se ha convertido en un puzzle en el que las piezas no parecen encajar y lo que eran versiones coincidentes se ha convertido en una historia de versiones contradictorias que promete alargarse en el tiempo, ante la petición de justicia de los padres de Diego.

Manteniendo el relato cronológico de los hechos, tras el fallecimiento comenzó la investigación de la Policía Judicial, en el mismo momento, y el caso recayó en el Juzgado número 1 de Leganés. Dicho juzgado, la primera decisión que tomó fue la de parar la incineración del cadáver, y estando en el tanatorio de cuerpo presente Diego, se presentó una forense, acompañada de miembros de policía judicial a recoger muestras biológicas del ano del cadáver del niño, hecho en el que estuvo presente su madre.

Dichas muestras, según dichas fuentes, han mantenido rigurosamente la cadena de custodia y se encuentran en el organismo correspondiente, pero, según fuentes cercanas a la familia, “nunca fueron analizadas”. Según fuentes de la investigación “se tomaron para evitarle a los familiares el dolor de tener que exhumar el cadáver si meses después sucedía alguna incidencia judicial”. Incidencia que podía ser el cierre y reapertura del caso, como así se está intentando en este momento.

Al tanatorio acudieron multitud de profesores del colegio de Diego a acompañar en el dolor a los familiares, e incluso la madre del propio Diego agradeció personalmente al colegio las condolencias mostradas en momentos tan duros.

La investigación se llevó a cabo en dos vías: la de la Policía Judicial y desde la Inspección Educativa. Los primeros llevaron a cabo una profunda investigación que, alguna fuente cercana a la misma, ha llegado a calificar de “tan rigurosa como siempre, pero con muchas declaraciones” puesto que se hizo lo que correspondía, pero al tratarse del fallecimiento de un niño y en las circunstancias que se produjo se intensificaron los interrogatorios a muchas personas del entorno familiar y escolar de Diego. Finalizada la investigación se dio traslado de la misma al Juzgado número  1 de Leganés. No hubo indicio racional de alguna infracción penal.

Tras acceder LEGANEWS al sumario y ver algunas declaraciones de padres del colegio en las que se habla tanto de sus hijos como del propio Diego, en las mismas se señala, a diferencia de la idea generalizada y extendida desde entonces hasta hoy, que sí se han producido diversos casos que podrían entrar dentro de la tipología de acoso escolar. Sin embargo, la titular del Juzgado número 1 de Leganés decide, tras solicitar diferentes pruebas, ver el resultado de la autopsia y ver los informes policiales, a instancias de la Fiscal, cerrar el caso, según fuentes judiciales “al no demostrarse la participación de terceros en el suicidio, así como al no poderse demostrar la existencia de acoso escolar”.

En paralelo, la inspección educativa llevó a cabo una investigación en el colegio en la que, según fuentes cercanas a la misma, “no se observó nada de nada, ni siquiera un problema de convivencia”. Recalcar que la figura de los inspectores educativos son  funcionarios cuyas plazas se obtienen por oposición con independencia política y no vinculados al partido gobernante. Llegaba la segunda conclusión de que no se había producido “acoso escolar”.

Hasta mediados de noviembre del año pasado la relación de los padres con el colegio seguía siendo fluida, según diversas fuentes, pero en ese momento se produce un cambio en dicha relación. Es el momento en el que los padres salen de un largo duelo ponen el caso en manos del abogado Robinson Guerrero y del que se ha convertido en portavoz de la familia, el periodista Fernando Sacristán.

Los dos tienen en común la defensa que hizo el letrado de un caso de acoso sufrido por un hijo del segundo, finalmente ganado en la Audiencia Provincial de Madrid, tras la sentencia desestimatoria de la primera instancia. Situación similar a la que ahora nos encontramos con la muerte de Diego.  Robinson Guerrero es además el letrado que está pleiteando en la actualidad contra el propio colegio por otro caso de presunto acoso escolar de una niña que ha intentado suicidarse en varias ocasiones que se encuentra en la Audiencia Provincial. Extremo este que es negado por la dirección del centro en las testificales ante la Policía Judicial, según ha podido comprobar LEGANEWS con la lectura de las mismas.

Exclusiva Suicidio Diego
En este punto, la pretensión de los padres es la reapertura del caso, cuyo momento procesal es cerrado para el Juzgado número 1 de Leganés, y con un recurso de reforma presentado por el letrado, para que se reabra y se investiguen esas pruebas que se encuentran ahora mismo en estado de custodia. Incluso entre sus pretensiones está la principal, demostrar que existió acoso escolar y que esa fue la razón fundamental del suicidio de Diego.

Para ello no dudan en  hacer todo lo posible porque el proceso salga de los juzgados de Leganés y se juzgue en Madrid. Pretensión que desde fuentes judiciales se califica como “absurda, este caso siempre lo llevará el Juzgado de Leganés. El hecho se investigará donde ha ocurrido”.

De hecho según ha podido saber LEGANEWS, el propio Diego escribió en la ventanilla del coche cuando iba al colegio el día antes de su fallecimiento “ADN”. Algo que según fuentes de la defensa obliga aún más a analizar las pruebas que se obtuvieron del cadáver de Diego e incluso tienen preparado al forense que realizó la autopsia a los restos de los hermanos quemados por su padre en Córdoba, José Bretón, por si tienen que llevar a cabo el análisis de dichas pruebas.

En todo este escenario se produce, como decimos el archivo del procedimiento, y empieza la “batalla de los padres”, con el letrado Robinson Guerrero, por intentar demostrar que el suicido del niño se produjo como consecuencia del acoso escolar.

Algo que en el día de hoy ha negado el colegio que, por primera vez, ha dado su versión del caso asegurando en una nota que “una vez realizadas las investigaciones pertinentes y tras varios meses sigue sin tener constancia de que haya habido acoso escolar en este caso”. El colegio ha recordado en dicha nota que “nadie del entorno del menor había informado a la dirección de que el alumno no quisiera acudir al centro o de que pudiera tener cualquier conflicto en el mismo”. Razón por la que a la dirección del centro le produce “especial dolor las declaraciones en las que se acusa al centro de no actuar ante el conocimiento de hechos de acoso”.

Los padres solicitaron reunirse, entre otras destacadas personalidades, con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, hecho que se producirá el próximo lunes por la tarde. Los progenitores de Diego buscan amparo con ello y, según su entorno, “no dudarán en llegar hasta el final”. Una historia en la LEGANEWS ha accedido al sumario, y ha podido leer media docena de declaraciones de padres en las que aseguran que las situaciones catalogables como acoso se repiten en el colegio y que la respuesta del mismo siempre ha sido “son cosas de críos”.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones