ACTUALIDAD DEPORTES FUTBOL LEGA

El Lega gana 1-0 al Real Madrid, dice adiós a la Copa (1-3) y gana por vez primera a los blancos en Butarque

  • Braithwaite abrió la cajita de los sueños al hacer el primer gol para los locales en el minuto 30

  • Los madridistas dejaron una imagen rozando lo paupérrimo en el estadio de Butarque incluyendo perdidas de tiempo

  • Pellegrino fue expulsado en el tramo final del partido por protestar una presunta mano de Odriozola en el área

Crónica: @juama_alamo

El CD Leganés ha hecho historia. No se me asuste nadie.No ha conseguido eliminar al Real Madrid en los octavos de final de la Copa del Rey, porque levantarle un 3-0 a los blancos era tarea harto compleja, pero sí consiguió hacer algo que no había hecho nunca en partido oficial en Butarque: ganarle un partido al Real Madrid.

Frotándose servidor los ojos ante esta cita copera de vuelta. La noche arrancó con la eliminación del Atlético de Madrid a manos del Girona. Él que más y el que menos empezó a pensar con el sueño de dejar fuera al Real Madrid levantándole un 3-0 de la ida. Bueno, lo decía Calderón (de la Barca, no Vicente). Había que jugar 90 minutos… En Leganés los sueños se cumplen… Y tal, y tal y tal, que diría el extinto Jesús Gil y Gil.

El Real Madrid, entre lesiones, no convocados y demás se permitió hasta el lujo, licencia u ofensa futbolística, de colocar a Marcelo en posición de medio ofensivo pegado al área contraria (prometo que no bebo). Olía a compromiso que había que pasar y, con un 0-3 de la ida, salvar sin mayor problema.

Otro estreno pepinero

En el Lega, segundo debut de invierno en la Copa. Lo hizo Braithwaite en ida; y en la vuelta, el recién llegado Kravets. Pellegrino había prometido debatir, cuanto menos, la posibilidad de soñar. Solo había un camino que era presionar, presionar y presionar a la unidad c del equipo madridista. Pues los minutos se iban yendo en la película del admirado Fernán Gómez: “Viaje a ninguna parte”.

Pasado por la mitad del primer tiempo, las cosas se iban ordenando. Marcelo había vuelto a su sitio natural y el Leganés empezaba a tener ocasiones que afilaban el olfato y hacían crecer el sueño de los incondicionales pepineros. Nadie veía cerca otro “pepinazo” pero empezaban a sonreír visto que el Lega tenía el balón y hasta rozaba el palo izquierdo de Navas en un testarazo de cabeza de Sabín Merino. El ‘pepinerismo’ comenzaba a calentar.

El primer gol

Y el tiempo le daba la razón, porque cuatro minutos después se subía la primera persiana del sueño. Un centro lateral a la cabeza de Braithwaite acababa en el palo, llovía el balón en el área pequeña, donde tras otro rechace, el danés remataba hacia la jaula de Navas. De mantener el promedio había partido y sueño. A los 30 minutos le faltaban dos. Se cumplía la media. Lo de la defensa del Real en la consecución del gol es, literal, de juzgado de guardia. No puede ser peor.

Allá por el minuto 40 apareció el chico que se encumbró en el partido de ida: Vinicius. Un disparo desde fuera que parecía un estornudo en mitad de una gripe, pero al menos alguien vestido de  algo que parece un negro desteñido le ponía algo de sabor a su insípido lado de la ensalada.  Y poco más hasta llegar al pitido que marcó el final de los primeros 46 minutos.

Segundo acto

La cosa empezó con reordenamiento en el Real Madrid. Después de una primera parte digna de estudio, Ceballos apareció por el campo tras la decisión de Solari de dejar fuera del once a Reguilón. Y según se puso el balón en juego se vio a Vinicius tomando el mando por la izquierda y a Isco… ¡De falso nueve! Toma ya. Él que lo entienda que lo explique. Así se ponía la segunda mitad en marcha.

A los siete minutos el Lega pisaba por primera vez el área de Navas. Sin peligro pero había llegado. Sin embargo, el citado reordenamiento del equipo ‘negro desteñido’ parecía haber dado resultado. Empezó un equilibrio en la posesión que no se había dado antes. El Madrid estaba con la eliminatoria 3-1 a favor y bloqueando a los locales (casi como en la ida). Pero había un mundo por delante…

Tercer tercio

El Lega entraba en el tercer y definitivo tercio de partido con la Estadística en contra. No había el segundo gol que necesitaba en el segundo de los tercios del partido (31-60). Si el Madrid conseguía hacer un gol la cosa estaba acabada y parecía que era algo que podía ocurrir de un momento a otro. Los blancos empezaron con eso que tanto desespera a los rivales: “el tiki-toque”.

A su ritmo, Pellegrino entendió que había que refrescar el asunto. Lo hizo. Dio entrada a José Arnáiz y salida a Gumbau. El cambio redistribuyó a la gente de blanquiazul. Dos en medio y tres arriba para la presión en la salida de los madridistas. Desde luego no se le puede negar las ganas tácticas al argentino.

La respuesta de su homólogo y compatriota fue darle descanso a ‘Iscuro’, con perdón por la licencia. El Madrid estaba empezando a entrar en hipotermia, pero la entrada de Cristo le devolvía un delantero centro . El Lega estaba echándole carbón a la caldera y decidió meter más: En-Nesyri. Cambió el sistema: cuatro atrás, cuatro en medio y dos puntas. La modificación es, cuanto menos, alabable.

El final

El primer síntoma fue… un remate de Vinicius. La cosa prometía en los últimos 20. Daba un poco de grima ver la combinación entre un equipo que no quería (los de la camiseta negra destellida) y otro que sí quería, pero que no daba para más. Incluso llegando a quemar el tiempo que podía cuando andaba la redonda por los dominios de Navas. Pues nada.

El tramo final enseñó un cortocircuito en los blancos que permitió al Leganés sumar dos ocasiones claras en poco más de un minuto. Una expulsión de Pellegrino tras protestar una acción que, vista por la tele sin VAR, no era penalti. Apretó el Lega. Dejó un palo del Madrid sobre el tiempo reglamentado.

Cuatro de prolongación. Una amarilla a Casemiro (que así dijo que había estado). Otro remate del Lega que desbarató Navas. Un disparo de Sabín Merino que mandó a corner el costarricense. Otro disparo de Braithwaite. El Lega había dejado la mejor sensación posible a los suyos.

COPA DEL REY (1/8 VUELTA)
CD LEGANÉS, ; REAL MADRID,
CD LEGANÉS: 1. Cuéllar; 2. Juanfran, 24. Omerou, 3. Bustinza (26. En-Nesyri, 69′), 22. Siovas, 14. Kravets (5. J. Silva, 74′); 6. Gumbau (16. José Arnáiz, 62′) 17. Eraso, 8. Recio; 25. Braithwaite y 18. Sabín Merino.
REAL MADRID: 1. Navas; 19. Odriozola, 5. Varane, 6. Nacho, 23. Reguilón (24. Ceballos, 45′); 14. Casemiro, 15. Valverde; 17. Lucas Vázquez (Brahim, 85′), 22. Isco (27. Cristo, 67′), y 12. Marcelo; 28. Vinicius.
ÁRBITRO: Martínez Munera (Colegio Valenciano). Amonestó al local Recio (72′) y a los visitantes Vinicius (81′), Casemiro (90′). Expulsó a Pellegrino en el minuto 85′.
GOLES: 1-0 (30′) Braithwaite acaba resolviendo una jugada en el área pequeña tras un primer remate al palo.
INCIDENCIAS: Estadio de Butarque. Noche fría. 9.437 espectadores.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones