Banner Horizontal
REPOR SOCIEDAD

“Me dijo un oficial que se había vuelto muy rojo porque votaba al PP’”

Banner Horizontal

Luis Gonzalo Segura, exteniente del ejército español, ha sido expulsado del mismo. Sus dos libros “Un paso al frente” y “Código Rojo” han removido los cimientos de las estructuras del ejército español. En LEGANEWS ofrecemos una profunda entrevista en varios capítulos. En este número el capítulo II.

– ¿Planteaba en su exposición que el ser militar en un trabajo?

Vamos a ver. ¿Es que un Policía Nacional no tiene vocación? ¿Es que un médico no tiene vocación? ¿Es que un profesor no tiene vocación. El militar también pero no es especial, no es un superhombre, no es una persona a la que haya que darle unas facultades especiales. En Alemania se encontraron en los años 70, 30 años después del nazismo, con una situación similar.

Familias de militares con una vocación exacerbada que vivían la milicia de forma muy especial. Y se dieron cuenta de que era un error y no era lo que necesitaban. Lo que necesitaban eran técnicos universitarios, lo que no quería decir que les gustase menos su profesión.

El que se entre en una academia militar, y en lugar de enseñarte tu profesión a nivel técnico y a nivel universitario, lo que te hagan sea inculcarte una serie de valores que se supone que son vocacionales, lo que termina siendo es adoctrimamiento. Y eso es negativo.

No necesitamos militares a los que se explique cuál es el concepto de nación, ni el de patria. ¿Pasa algo porque tengamos militares que no tengan vocación? Pues no pasa nada mientras cumplan con su trabajo como deben de cumplirlo. Como hay médicos y enfermeras que no tienen vocación, y no pasa nada.

– ¿Porqué llegó a tachar a la cúpula del ejército de pseudofascita?

Es que es así. Si les llamas ultraconservadores parece que suena mejor pero es lo mismo. Cuando se utiliza determinada terminología genera un ‘shock’ en el lector. Yo me pregunto qué calificativo se le puede dar a esta serie de generales que han vivido en un entorno endogámico, que han sido educados por los generales que estaban durante el franquismo, por los generales golpistas (que no se han depurado). Se han criado en residencias militares, han ido a colegios militares, han estado en viviendas militares; es que son personas que no conocen otro entorno. Tenemos un militar que ha tenido una bandera de la División Azul colgada en su compañía y ha estado hablando de los elogios de Hitler al ejército español y que ese es el modelo a seguir. Y eso lo ha hecho en connivencia con sus coroneles, con sus tenientes coroneles.

Esto no puede ser y, que suceda, demuestra que algo está pasando. No ha habido nadie que le haya llamado la atención. ¿Nadie lo ha visto? Es algo que clama al cielo. Tenemos un problema porque tenemos una cultura militar muy fascista, no por ser derechas o de izquierdas, si no porque son personas con un especial sentido de la vocación, algo muy exacerbado, que además se ha transmitido familiarmente y parece como si fuesen ellos los herederos, casi como los templarios.

¿Existe una España para el ejército y otra para el resto?

Debería ser la misma para todos. Confundimos cosas. Parece ser que un militar debe tener una serie de valores: ser religioso, tiene que ser conservador… No oiga, no. Un militar tiene que ser cualquier ciudadano y cualquier ciudadano puede ser militar y todo lo que sea salirse de ese contexto es un error. El militar está para servir a los ciudadanos. No es bueno lo que está pasando en el ejército a nivel ideológico. Eso no quiere decir que yo quiera un ejército de izquierdas, pero lo que no quiero es un ejército cuya cúpula sea ultraconservadora. Eso no puede ser positivo porque hay una fricción muy fuerte entre la cúpula y el resto de la sociedad, pero incluso entre la cúpula y el resto de los militares. Si hiciesemos una encuesta política en la cúpula ganaría un partido que no tiene ni representación paralamentaria.  El 50% de los altos mandos, ni votan al PP. Me dijo un oficial que se había vuelto muy muy rojo porque votaba al PP.

“300 años de decadencia”

“España, militarmente hablando, lleva 300 años de decadencia absoluta. y es algo que debemos asumir. Debemos decir que llevamos 300 años haciendo el ridículo y cada vez que sacamos nuestro ejército fuera nos encontramos con un desastre. Ya ha llegado el momento de cambiarlo y mejorarlo. Eso no quiere decir que los que vayan sean menos españoles. Vamos a hacer lo que hicieron los alemanes: universitarios y técnicos. Quiero personas que cumplan un cometido en un momento determinado.

“Mis palabras dañan a los que abusan”

“A mí me sancionaron y expulsaron porque se supone que mis manifestaciones afectaban a la disciplina. Y la pregunta que me hago es si me habrían expulsado del cuerpo si fuese bombero por decir exactamente lo mismo. La respuesta es no, sin duda, y ellos también son un cuerpo jerarquizado y con vocación. Mis manifestaciones no dañan a la disciplina, lo hacen a las privilegios y los abusos que están cometiendo los altos mandos. A esos es a los que realmente dañan mis manifestaciones”.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones