ACTUALIDAD FIESTAS RELIGIÓN

El cielo dio una tregua a San Nicasio y el patrón de Leganés pudo salir en procesión por sus calles

  • La tradicional misa al aire libre, presidida por el obispo Don Ginés García Beltrán, hubo de celebrarse finalmente dentro de la Parroquia

El patrón de Leganés, San Nicasio, finalmente ha procesionado por las calles de la ciudad tras una mañana de dudas en las que se temió por el desarrollo de la procesión. La habitual celebración religiosa al aire libre, en la plaza que lleva el nombre del santo, fue suspendida por la seria amenaza de lluvia que había, confirmada en algún momento de la celebración de la misa.

Más de un centenar de fieles y de vecinos se tuvieron que quedar a las puertas de la parroquia. Algunos de ellos mostrando su malestar porque no pudieron entrar – la capacidad de la Parroquia de San Nicasio es muy reducida -. Otros observaron la misa desde la puerta como buenamente pudieron. La lluvia, que hizo su aparición en algunos momentos, amenazaba con impedir la procesión.

Espera y procesión

Tras la celebración de la misma, la Hermandad de San Nicasio tomó la decisión de esperar hasta las 12:30 para ver si podían llevar a cabo el traslado del patrón de Leganés hasta la Iglesia de San Salvador. El cielo dio una tregua y San Nicasio se puso en marcha.

Muchos vecinos y fieles del barrio se quedaron con las ganas de verle recorrer sus calles pero tomó el camino más corto, desde la Plaza de San Nicasio hasta la calle Ferrocarril, para desde allí salir a Mendiguchía Carriches, calle Juan Muñoz y poner rumbo a San Salvador.

El cielo, que amenazó con descargar y de hecho lo hizo durante parte de la misa, permitió a los fieles y vecinos poder disfrutar del recorrido.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

  • ¿Alguna vez saldremos del siglo XVII y dejaremos a los rituales religiosos en la época histórica que les pertenece? Qué 1 céntimo de los impuestos de los ciudadanos vaya dedicado a estas cosas resulta excluyente a muchos niveles. Que cada cual se pague sus caprichos y creencias sin perjudicar a los demás.

Publicidad

Secciones