OPINIÓN POLITICA

Editorial 44: La Constitución y el ejemplo de ‘Salus’… En caso de duda acudan a él

El día que nació Dani Carvajal, la Constitución Española tenía 14 años. El día que nació la Constitución Española, Salustiano Toribio tenía 64. Los dos han sido nombrados este mes Hijos Predilectos de la Villa de Leganés.

El futbolista del Real Madrid ha vivido toda su vida con la manta de la Democracia amparada por la Carta Magna. El hortelano centenario (104 años) ha conocido tres reyes (Alfonso XIII, Juan Carlos I y Felipe VI), la dictadura de Primo de Rivera y la de Francisco Franco, la Segunda República, la Transición, el período de mayor estabilidad que ha conocido nuestro país… Y eso que él llama “aquello que pasó en España” (la Guerra Civil). Por conocer hasta conoció un campo de refugiados y uno de trabajo, ambos tras la guerra.

La Carta Magna tenía 14 años cuando nació Dani Carvajal; Salustiano, 64 cuando nació la Carta Magna

Su vida es un libro de historia que él no revisa porque conoce, mejor que todos los que hablan ahora de revisionismo y cambios, como han sido vividos todos y cada uno de los momentos que ha pasado España en los últimos 100 años. Salustiano no tiene más mérito para recibir el título de Hijo Predilecto de la Villa de Leganés que ser un hortelano testigo de la historia de España.

El mérito de Carvajal es ser futbolista del Real Madrid, el mejor equipo del siglo XX, según la FIFA. La vida de Salus es una traslación de la vida de España, y de Leganés. Es de las pocas personas vivas que pueden argumentar, porque su cabeza se lo permite. Cuando murió Franco, el hortelano leganense tenía 61 años. La Constitución no era ni un proyecto.

43 años después, la Carta Magna se ha referenciado como la herramienta más útil, jamás conocida por los españoles, para el periodo de convivencia pacífica más larga que hemos conocido. Con ella se derrotó a la banda terrorista ETA, con ella se está batallando contra el independentismo rupturista y con ella se han construido los cimientos de una estructura legal en la que caben todos los que quieren romperla.

Cumple 40 años siendo la herramienta más útil de convivencia conocida por los españoles

A pesar de las evidencias palmarias, algunos revisionistas, apelan a la necesidad de la reforma – nuestro alcalde lo hizo en su discurso del día de la celebración de la Constitución -. Al menos Llorente entiende que debe haber el máximo consenso. Esa condición es la que marcará el futuro de nuestra Carta Magna. Todos los que vivieron aquellos tiempos con madurez vital condicionan su reforma a la necesidad de un consenso parecido al que hubo para su creación.

De los siete que trabajaron con luz y sin taquígrafos en la elaboración de aquel documento, tres fueron homenajeados por el Ayuntamiento de Leganés, a instancias del Partido Popular (por cierto único que homenajeo con su lectura al texto). Nadie vino a recoger la medalla de la ciudad. Pésima y reprochable gestión del consistorio al ofrecer solo una explicación la presentadora del evento. El homenaje quedó deslucido. Decía un exalcalde de Leganés que “en caso de duda hay que acudir a tus mayores y a tus principios”. Acudan al hortelano Salus.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones