Banner Horizontal
ACTUALIDAD AYUNTAMIENTO SUCESOS

El nulo mantenimiento del hidrante en el incendio del sábado en Leganés aumentó el riesgo y alargó el fuego

Banner Horizontal
  • Se expuso a los Bomberos, según fuentes cercanas al cuerpo, a “peligros y un cansancio innecesarios”

  • Después de horas de intervención, los Bomberos repusieron fuerzas a las 11:00 de la noche con un bocadillo con una locha de mortadela transparente

El incendio declarado el pasado fin de semana en el Polígono de San José de Valderas ha destapado un problema de seguridad ciudadana: el estado de los hidrantes. A ello se ha sumado el malestar interno de algunos miembros del cuerpo de Bomberos de Leganés que, según ha revelado un compañero de ellos en un comentario en nuestra web, estuvieron trabajando durante más de 12 horas con “una exigencia tremenda” y les dieron “un bocadillo con una loncha transparente de mortadela”.

En el escrito hecho público por uno de los bomberos se denuncia que “mis compañeros tuvieron que irse a más de 400 metros a buscar suministro de agua”. Además insiste en que “la red de hidrantes deja mucho que desear en cuanto a mantenimiento”. Y señala que el Ayuntamiento es conocedor de la situación: “Ocurre simplemente porque directamente se obvian las peticiones que hacemos desde Bomberos”.

Asunto muy grave

La gravedad de este asunto se pone de manifiesto en varios aspectos. Primero, en que se hubieron de emplear muchos más recursos de los necesarios dado que los bomberos debieron realizar la llamado “noria” para poder abastecerse. Fuentes del propio cuerpo aseguran que “todo hubiese sido distinto si hubiese funcionado ese hidrante”.

Y es que, como dice el comentario de nuestra web, “no quiero ni pensar que habría pasado si esto hubiese ocurrido en Prado Overa. Allí, la red, simplemente es casi inexistente (tapas robadas, hidrantes llenos de arena y escombros y por ende inutilizables, etc, etc……); probablemente un siniestro similar se habría multiplicado por tres”.

El malestar entre los Bomberos de Leganés es muy importante puesto que son los responsables de las revisiones de los hidrantes, de las cuales han hecho listado con todos los hidrantes y el estado de los mismos. Desde la Jefatura de Bomberos se remite al departamento correspondiente del Ayuntamiento. “Al año siguiente se repite lo mismo y así durante 20 años”, aseguran las fuentes consultadas.

20 años sin hacer nada

El comentario en nuestra web, además ofrece detalles. “Se realizan revisiones todos los veranos, pero tras 10-15-20 años haciéndolo y viendo que los hidrantes siguen en las mismas condiciones (sin reparar, sin corregir defectos, etc…es decir, sin poder ser utilizados cuando hagan falta) pues claramente estas revisiones se convierten en una total perdida de tiempo pues no sirven para el objetivo marcado”. Y ese objetivo no es otro que “evitar lo que tristemente ocurrió en el incendio de estas naves y tener la red de hidrantes a disposición de bomberos y en óptimas condiciones”.

En el fondo queda la sensación de que de haber estado en las condiciones necesarias el hidrante que no funcionaba se hubiese realizado una extinción mucho más rápida y mucho más segura, puesto que las fuentes consultadas por LEGANEWS aseguran que “se compromete la seguridad de todos y les llevada dando igual 29 años”.

El malestar entre los que tomaron parte en el efectivo ha llegado a tal punto que han llegado a manifestar, de forma privada, que “se nos expuso a peligros innecesarios y a un cansancio innecesario“. Y es que aseguran que tienen confianza cero en que el hidrante más cercano debe estar a no más de 200 metros.

La referencia temporal del problema, dada por los propios Bomberos, es entre 15-20 años. Esa fecha haría responsables a todos los gobiernos que ha tenido la ciudad, cuanto menos en los cuatro últimos mandatos (Pérez Ráez, Gómez Montoya, Jesús Gómez y Santiago Llorente). El PP ha pedido la reparación urgente de los hidrantes de la ciudad tras este suceso.

La gravedad del problema dejó en anécdota que los efectivos que estaban interviniendo en la extinción del incendio repusieron fuerzas a las 11:00 de la noche del sábado con un bocadillo, según su propio relato, “con una loncha transparente de mortadela y algo de queso”.

 

2 Comentarios

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

  • Lo de los Hidrantes, lo habitual. Un país donde todo está regulado, pero luego nunca se cumple la ley, solamente para sancionar al débil.
    Lo de Protección Civil Leganés, una estructura millonaria que desvía fondos de bomberos que reciben la formación que no recibimos bomberos y que tira de grandes recursos del ayuntamiento, una organización que acapara servicios que deberían realizar otros organismos y que luego sus funciones no las realizan correctamente. Pero bueno, esto es Leganés

  • Lo de los hidrantes es 100% verídico. Hace un mes en el incendio de pastos dentro del José Germain (Psiquiátrico) nos pasó lo mismo, un hidrante en la puerta, en vía pública, y al abrirlo no había tubería si quiera.

Publicidad

Secciones