Banner Horizontal
CULTURA ENTREVISTAS REPOR

Sergio Santiago un ‘niño prodigio’ de la dirección teatral, un leganense que lleva desde los 12 años escribiendo y dirigiendo

Banner Horizontal
  • “Mi único patrimonio es la Cultura, es lo que ensancha el mundo”

  • Pasó por las aulas del Valle Inclán, CEIP Calderón de la Barca y el IES Luis Vives

  • Fue premio extraordinario en Bachiller y premio nacional en la Universidad

Sus ancestros maternos están constatados como pepineros desde mediados del siglo XIX. Estudió Educación Infantil, en el Valle Inclán; Primaria, en el Calderón de la Barca; y Secundaria y Bachillerato, en el IES Luis Vives. Terminó Bachillerato con Premio Extraordinario y la carrera con idéntico galardón que luego fue Premio Nacional. De todos los licenciados en Filología en España en 2013 fue el mejor. Presentará en breve su tesis doctoral ‘La influencia de Nieztsche en el teatro español contemporáneo’. No titubea: “Lo que ensancha el mundo. Lo que te hace crecer hacia adentro es la Cultura”.

Habla con la pausa de saber lo que dice. No atropella una sola palabra. Las mide. Reniega de “las personas que han llegado a Leganés a hacer política y piensan que es una ciudad dormitorio. Leganés es una ciudad que sale en las novelas de Galdós, que ha tenido la institución psiquiátrica más importante de España, una ciudad de la que habla Lope de Vega, de la que habla Góngora, en la que estuvo Blas de Otero. Es una ciudad que tienen su historia y su cultura. No me vale que me digan que es una ciudad dormitorio del sur de Madrid”.

Desde niño

Su cabeza no recuerda el momento en el que comenzó su pasión por el teatro. “En el Valle Inclán había un grupo y entré con tres años”. Desde entonces no ha habido un año de su vida en el que no haya hecho teatro. “Lo vivo como algo inherente a mí. Ha sido siempre la actividad que ha vertebrado mi vida”.

Un libro cuyas primeras páginas estuvieron muy marcadas por Rosa Fernández “Fue profesora mía en el Luis Vives y ahora está en el Julio Verne. La persona que me han enseñado lo que es el teatro. La que me ha dado la oportunidad, la que me ha llevado por el camino del teatro, la que me ha enseñado a escuchar música. Sin ella no hubiera hecho teatro o lo hubiese hecho de otra manera”. Con 12 años fue la primera persona que le dirigió y junto a la que ha montado gran parte de las cerca de 25 obras que ha escrito y dirigido durante estos 16 años.

Es un creador lleno de talento y, por extensión, brillante. Pero la influencia de una educación en una familia humilde la hace huír del halago. “Cuando alguien me dice que soy brillante, le digo que puedo parecerlo en esta pequeña parcela del mundo que es el Teatro. Estudie Filología, si hubiese estudiado Economía sería un zote, sin ninguna duda”.

La pasión

Para Sergio Santiago es fundamental “elegir y hacer lo que te apasiona”. En ese equilibro encuentra una gran parte de su dilatada carrera, pese a su juventud. Pero no todo es deseo, hay mucho de trabajo. “El ejercicio de la escritura se va haciendo más fácil cuanto más escribes. Entender las obras de teatro por dentro es el resultado de leer, de ver teatro y de escribir”. Y es que considera necesaria la lectura en la formación de los actores: “Un actor que está leído siempre es un actor que tiene mejores lugares donde buscar el personaje”.

Comparte ‘bandera’ con muchas personas humildes que son conscientes del valor incalculable de la Cultura. “Es lo que ensancha el mundo, lo que te hace crecer hacia adentro. Para crecer hacia arriba hay muchas formas de medrar y de prosperar, pero crecer hacia adentro solo nos lo permite la Cultura, el arte, el teatro y, sobre todo, la lectura. Es algo que te ensancha por dentro”. Algo que en su familia han respetado desde el primer momento y algo que Sergio ha sentido como un apoyo enorme. “Mi familia no tiene nada que ver con el arte o el teatro, pero me han apoyado y respetado siempre”.

Pese a haber hecho de la escritura su modo de vida (cerca de 25 obras de teatro y libros de poemas), no tiene publicado ningún poemario. “No tengo una voluntad de publicidad en la escritura. Es algo inherente”.

Don Julián

Recuerda con cariño aquel día que con 12 años Don Julián, uno de sus profesores, les mandó escribir una poesía. “Se me olvidaron los deberes y mientras me estaba duchando escribí ‘La Verdad’”. Aún hoy, 16 años después la recita con detalle. “Soy un chico de Leganés muy orgulloso de lo que he conseguido, pero mi único patrimonio es la Cultura, es lo único que tengo”. Se siente “una persona muy afortunada”. Los leganenses también nos podemos sentir afortunados y orgullosos de que entre nuestras calles exista una persona con un talento como el de Sergio Santiago.

Etiquetas

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones