AYUNTAMIENTO OPINIÓN

Editorial 37: El contraste entre los malos, políticos, y la bondad de los leganenses

LEGANEWS nació para aportar algo a la sociedad leganense: pluralidad informativa. Queríamos ser ese rincón periodístico donde, en cualquiera de nuestros soportes, encontrasen un hueco todos los leganenses que destacasen por algo, tuviesen algo que contar o marcasen cualquier paso de la política local. Nos sentimos orgullosos de haberlo conseguido. A un año de las próximas Elecciones Municipales era el momento de trasladar a la ciudadanía una batería de preguntas a modo de encuesta socio-política.

En paralelo, afortunadamente, la vida de la ciudad y de sus ciudadanos late al margen de la política. Y ese latido acerca a las páginas de este número 37 de LEGANEWS historias de leganenses que están escalando en la montaña de la fama merced a su aparición en la pantalla: la grande (el cine) y la chica (la televisión).

Calificados como el problema de los leganeses, obliga a los políticos locales a un ejercicio de introspección

Los que se empeñaron en hacer de Leganés una ciudad dormida, mediáticamente también, han encontrado en este medio un incómodo soporte en el que estamos abiertos a todas horas del día para aquellos que quieren una ciudad repleta de personajes e historias que contar.

El gran problema

Entre esas historias están las que se derivan de los 1.020 cuestionarios remitidos por nuestros lectores de la encuesta socio-política. Conclusión: los leganenses están hartos de sus políticos. Los consideran el principal problema que tiene la ciudad y los califican con dureza a la hora de ponerles nota.

Todo ello sería razón más que suficiente para que hagan un ejercicio de introspección y valoren si sus incansables discusiones y perdidas de tiempo en la búsqueda de problemas son su razón de ser. El tiempo perdido en decidir si nombran una calle (por mucho que el personaje se lo pueda o no merecer) es solo equiparable a una anécdota vivida hace años en una asamblea de trabajadores de un periódico nacional en la que votaron si votaban.

A los que somos de aquí nos interesa darle brillo a una ciudad cuando se pone el foco en el sitio exacto

Y es que mientras ellos son el problema, los vecinos (los mortales normales) estamos pendientes de otras cosas. Miramos hacia la pantalla – grande y pequeña, de cine y de tele – y descubrimos que dos de los nuestros pasean el nombre de Leganés por España y por el mundo.

El segundo ayuntamiento

Hace muchos años algunos en el segundo Ayuntamiento de Leganés (conocida nomenclatura de un bar del centro de la ciudad) se empeñaron en convertir esta ciudad en la tercera provincia extremeña y la novena andaluza.

No lo hacían por su poblada, agradecida y noble emigración. Lo  hacían para peculio personal. Olvidan que de aquello hace ya más de 40 años.  Somos la trigésima tercera población de España y nos merecemos algo mejor que la sensación de ser parte de un cortijo interesante para el bolsillo de algunos e interesado para otros. A los de aquí nos interesa darle brillo a una ciudad a la que le sobran motivos para brillar cuando se pone el foco en el sitio exacto.

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

* Debes hacer click en la casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Publicidad

Secciones